25 | MAR | 2019
(Foto: EFE)

Papa implora por migrantes en rezo a la Inmaculada

08/12/2015
10:28
Notimex
Ciudad del Vaticano
-A +A
Francisco llegó temprano a la Plaza España para honrar la imagen de la Inmaculada Concepción, como es tradición cada 8 de diciembre

El papa Francisco imploró hoy por “quienes llegaron de tierras lejanas en busca de paz y de trabajo”, al referirse a los migrantes y refugiados de Roma, antes de depositar una ofrenda floral en la columna de la Virgen ubicada en la Plaza España de la capital italiana.

Poco antes de las 16:00 horas local (10:00 hora en México) el Papa llegó hasta la plaza para honrar a la imagen, como es tradición cada 8 de diciembre, fiesta católica de la Inmaculada Concepción.

El líder católico llegó a bordo de un vehículo cerrado y realizó un breve acto de veneración, tras el cual depositó una ofrenda floral en el lugar, que se sumó a otras coronas dejadas por fieles católicos y vecinos.

“En este día de fiesta por tu Inmaculada Concepción, vengo a presentarte el homenaje de fe y de amor del pueblo santo de Dios que vive en esta ciudad y diócesis”, dijo Jorge Mario Bergoglio al recitar una oración. 

“Vengo a nombre de las familias, con sus alegrías y fatigas; de los niños y de los jóvenes, abiertos a la vida; de los ancianos, cargados de años y de experiencia; en modo particular vengo a ti de parte de los enfermos, de los encarcelados, de quien siente más duro el camino”, agregó.

Proclamó la victoria de la misericordia sobre el pecado y sobre todas sus consecuencias, encendiendo en todos la esperanza de una vida mejor, libre de esclavitudes, rencores y miedos.

“Tu dices a todos: vengan, acérquense confiados, entren y reciban el don de la misericordia; no tengan miedo, no tengan vergüenza: el padre los espera con los brazos abiertos para darles su perdón y acogerlos en su casa. Vengan todos a la fuente de la paz y de la alegría”, abundó.

“Te agradecemos, madre inmaculada, porque en este camino de reconciliación tu no nos haces andar solos sino que nos acompañas, nos estas cercana y nos sostienes en cada dificultad”, estableció. 

Tras su oración el líder católico ocupó un buen espacio de tiempo, más de media hora, para saludar uno por uno a decenas de enfermos o ancianos que se encontraban a un lado de la celebración. 

Al concluir se dirigió hasta la Basílica de Santa María la Mayor de Roma, para adorar a la imagen de la Virgen situada en ese templo. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios