Suscríbete

“Escisión no significa dejar la Unión Europea”

Mundo 20/09/2015 01:12 Ana Anabitarte / Corresponsal Actualizada 02:46

Madrid.— La Asamblea Nacional Catalana (ANC) se fundó hace cuatro años con el objetivo de lograr la independencia de Cataluña, y desde entonces ha logrado reunir a más de 80 mil socios. En entrevista con EL UNIVERSAL, Jordi Sánchez, presidente de la organización, reconoce que las elecciones autonómicas del 27 de septiembre se han convertido en un plebiscito sobre la independencia ante la imposibilidad de llevar a cabo un referéndum.

Si las dos candidaturas a favor de la independencia logran sumar 68 escaños, ¿cuál será la hoja de ruta del gobierno de Artur Mas?

—Lo primero será una declaración formal del Parlamento catalán donde se proclame el inicio de un proceso independentista. Se hará un anuncio a la comunidad internacional, a la población del país y al Estado de que se iniciará la creación de un Estado catalán. La segunda tarea será la creación de un gobierno estable que durante todo este proceso garantice la estabilidad en Cataluña. A partir de ahí el gobierno deberá diseñar y crear las instituciones de Estado.

¿Si el Estado español no lo acepta, como se espera?

—Entonces el Parlamento de Cataluña aprobará una Ley de Transitoriedad Nacional donde en su primer artículo dice que Cataluña se constituye como sujeto político soberano y se proclama el Estado catalán. Esa ley entrará en vigor y se hará un proceso de transición para elaborar una Constitución. Y el proceso acabará con una consulta a la población para que la ratifique o no.

¿Si el pueblo no la ratifica?

—Habría que celebrar otras elecciones hasta lograr mayoría parlamentaria. Y si el día 27 “Juntos por el sí” y la CUP no logran 68 escaños no se iniciará el proceso de independencia de Cataluña. Es decir, no habrá independencia si la ciudadanía no quiere.

Si Cataluña se independiza saldrá de la Unión Europea de manera automática.

—No. En ningún tratado está escrito que Cataluña o cualquier región tenga que salir de Europa. Se requiere la unanimidad de los miembros y ese es un escenario que no se va a producir. Europa no va a dejar a Cataluña abandonada a su suerte si hay una voluntad clara en las urnas. No hay motivo para pensar que la UE va a prescindir de 7 millones de personas, de una región económica que aporta a la UE de una manera clara, por la cual transitan productos y mercancías hacia España o hacia Europa o de países extracomunitarios.

Pero muchos líderes políticos europeos no quieren que Cataluña se independice.

—El vicepresidente de la Comisión Europea ha expresado lo que será el papel de la UE: respetar el mandato dado en las urnas y dialogar con los representantes escogidos democráticamente. Y esa será la conducta de la UE.

El gobierno español hará todo lo posible para que Cataluña no se vaya de España.

—Evidentemente el Estado español va a intentar que Cataluña no se independice. Pero el gobierno español no va a poder evitar que, si hay un mandato claro en las urnas de la ciudadanía, haya independencia, así que buscará un acuerdo razonable porque el primer interesado en que sea amistosa será el Estado español.

La Asociación Española de la Banca ha dicho esta semana que si se declara la independencia de Cataluña se plantea su presencia en dicha comunidad autónoma.

—Y yo me pregunto, ¿alguien cree que en un mundo globalizado la banca va a dejar vacío el mercado bancario catalán? Hoy ha dicho una injerencia impropia de un grupo de poder económico en un proceso electoral. Ha jugado a generar miedo en una parte de la población catalana diciendo mentiras, porque yo no me creo que BBVA, Banesto y los demás bancos vayan a renunciar al mercado catalán porque Cataluña sea un Estado.

Algunos empresarios han dicho que si Cataluña declara la independencia se irán de allí.

—Todas las cámaras de comercio menos Fomento se han posicionado a favor de aceptar el mandato que salga de las urnas.

Comentarios