Frenan tala clandestina

Los constructores pretendían derribar cerca de 400 árboles adultos, de los cuales lograron talar 14 en una superficie de 600 metros cuadrados (REBECA JIMÉNEZ. EL UNIVERSAL)
Metrópoli 10/05/2016 01:11 Rebeca Jiménez Jacinto Cuautitlán Izcalli, Méx. Actualizada 08:00

[email protected]

La Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (Propaem) clausuró de forma total y temporal la tala de árboles en un predio de 2.5 hectáreas en Lago de Guadalupe, que podría formar parte del Santuario del Agua.

En operativo donde participaron la Propaem; los secretarios de Medio Ambiente, Raúl Vargas Herrera y de Salud, César Gómez Monge; Ana Sofía Manssur García Maass, directora de la Comisión Estatal de Parques Naturales y de la Fauna (Cepanaf), y autoridades municipales, colocaron sellos de clausura en la zona boscosa ubicada en la calle Pingüinos en el fraccionamiento Lago de Guadalupe, como medida de seguridad para detener la tala y el daño ecológico, afirmó Román Saldívar Guzmán , procurador ambiental mexiquense.

Vecinos del fraccionamiento Lago de Guadalupe denunciaron que durante el fin de semana cuadrillas de trabajadores contratadas por un constructor derribaron árboles de esta fracción del bosque, que “durante mucho tiempo supimos que era zona federal y de repente resulta que ya tiene dueño y es propiedad privada”, denunció Victoria Galicia, quien junto con un grupo de vecinos encabezados por Cristina Ramírez Contreras, presidenta del Consejo de Participación Ciudadana, se opusieron a la tala de los árboles.

Los constructores pretendían derribar cerca de 400 árboles adultos en un área de 2.5 hectáreas, de los cuales lograron derribar 14 en una superficie de 600 metros cuadrados, por lo que para frenar el daño ecológico se determinó acordonar la zona y colocar sellos de clausura, además de que la Propaem evalúa la aplicación de una sanción económica a quien se presente a reclamar por la clausura, indicó el procurador ambiental del Estado de México.

El Santuario del Agua fue decretado como tal en una superficie de mil 750 hectáreas en la zona del Lago de Guadalupe en diciembre de 2004, cuyas coordenadas están bien delimitadas y se investigará si esta fracción de bosque forma parte de esta área natural protegida, explicó el secretario de Medio Ambiente.

El funcionario estatal dejó claro que es un hecho que esta tala de árboles se llevó a cabo de forma clandestina, ya que no cuenta con los permisos o autorizaciones del ayuntamiento o de la Secretaría de Medio Ambiente mexiquense.

Temas Relacionados
tala de árboles

Comentarios