Perros "revisan" las mochilas

El uso de perros detectores de droga han disminuido hasta 90% el consumo de narcóticos en planteles de secundaria y preparatoria de Cuautitlán Izcalli; los menores esconden la droga en tapas de plumas y en pipas que simulan ser lápiz labial o cosméticos

Tifa, una golden retriever de tres años de edad, y Whisky, un labrador de dos años, olfatean las mochilas de alumnos en busca de drogas y armas de fuego (Foto: Juan Manuel Barrera)
Metrópoli 12/04/2016 15:55 Juan Manuel Barrera Cuautitlán Izcalli, Méx Actualizada 16:20

El uso de perros detectores de drogas y armas de fuego en el operativo Mochila Segura disminuyó hasta 90 por ciento el consumo de narcóticos en planteles de secundaria y preparatoria de este municipio, donde los menores ocultan el enervante en tapas de plumas o en pipas que simulan ser lápiz labial.

Tifa, una golden retriever de tres años de edad, y Whisky, un labrador de dos años, olfatean las mochilas de alumnos de dichos niveles de Cuautitlán Izcalli, en busca de drogas y armas de fuego, en el llamado Operativo Mochila.

Carlos Juárez, policía de la Unidad Canina, informó que este año han efectuado 20 operativos en igual número de escuelas y en tres casos hallaron marihuana en planteles de secundaria.

Afirmó que Tifa y Whisky ayudan a disminuir el consumo de narcóticos en las escuelas, donde en el 2015 sumaron 50 hallazgos de drogas, sobre todo marihuana, contra tres en los tres primeros meses de este año.

Mencionó que los menores esconden la droga en tapas de plumas y en pipas que simulan ser lápiz labial o cosméticos.

“El proyecto de la Unidad Canina se especializa en la revisión de las mochilas dentro de la misma institución, por lo cual nosotros pasamos un binomio canino para que el perro olfatee todas las partículas y moléculas que se encuentran dentro de las mochilas”, explicó.

Añadió: “En dado caso de portación o consumo de alguna droga, el perro lo va a poder detectar de una forma pasiva, para no violentar los derechos humanos de los niños”.

Juárez Olvera dijo que “cuando nuestro perro detecta algún tipo de narcóticos, en dado caso, le pedimos de favor a un padre de familia que si puede acompañar a nuestro alumno a la dirección, para que ahí el padre de familia, tanto como el alumno, se va a poder revisar la mochila y los contenidos de los materiales que tengan en ella”.

Reiteró: “Los resultados son bastante positivos. El operativo Mochila Segura puede ser disuasivo y podemos detectar los narcóticos, de hecho ya bajó demasiado el índice de consumo en las escuelas”.

Javier Hernández Nájera, coordinador de la Unidad de Prevención del Delito de la Comisaría de Seguridad Ciudadana de Cuautitlán Izcalli, dijo que participan en los operativos y en caso de detectar alumnos que portan drogas les brindan atención especializada, para prevenir conductas ilícitas en los menores.

“Nosotros trabajamos en conjunto con el operativo. Al detectar a algún joven en riesgo de adicciones, nosotros lo canalizamos a nuestra área, teniendo un equipo multidisciplinario, estamos hablando de sicólogos y abogados, para darle atención pronta e inmediata. Darle seguimiento al joven para que no vaya a incurrir en factores de riesgo, como es la drogadicción o conducta delictiva”, dijo.

Agregó que el operativo se realiza a petición de directivos o padres de familia de los planteles educativos y en aquellas comunidades consideradas conflictivas, como Santa María Guadalupe Las Torres, Infonavit Norte, Luis Echeverría, Cumbria y Ensueños, entre otras.

“Invitamos a los padres de familia que estén al cuidado de sus hijos, al pendiente de sus mochilas, el cambio de conductas que tengan en su casa, que es una alerta para nosotros, que se acerquen a la Unidad de Prevención del Delito, es muy importante detectar a tiempo para evitar una conducta delictiva”, concluyó.

afcl

Comentarios