Suscríbete

“La Virgen fue muy valiente”

Bianibeeu Othadewwi representará por primera vez a la madre de Cristo. Quiere impulsar a las niñas de Iztapalapa a seguir sus pasos

(Foto: ARIEL OJEDA. EL UNIVERSAL)
Metrópoli 21/03/2016 04:20 Eduardo Hernández Ciudad de México Actualizada 09:54

[email protected]

Orgullosa de ser quien represente a la mujer más importante en la historia de Jesucristo esta Semana Santa, Bianibeeu Othadewwi Madrid López, espera capturar la esencia de la Virgen María.

“Me siento muy contenta, tengo muchísima alegría y mucho amor de que este personaje se me otorgó a mí, sé que es por algo, porque voy a dar lo mejor de mí para que esto salga muy bien”, dijo Bianibeeu.

Con 19 años, Othadewwi se preparó desde enero de manera espiritual y física. En entrevista para EL UNIVERSAL aseguró que su trabajo es primordialmente un ejemplo para las pequeñas de los ocho barrios de Iztapalapa, quienes seguirán la tradición.

“Estoy muy contenta que hay participación de muchas niñas, eso quiere decir que van a seguir la tradición que lleva 173 años, tengo el compromiso de que sigan con la esperanza de ser algún día la Virgen María”, comentó.

Es estudiante de segundo año de medicina de la UNAM, originaria del barrio San Pablo y la primera de su familia en participar en la Representación de la Pasión y Muerte de Cristo.

“La verdad es el primer año, que yo traje esto nuevo a la familia, porque a partir de lo que voy a hacer esta Semana Santa, a ellos les dio muchísimo gusto y a partir de ahí los invité a que participen otros años, porque mis primos están súper emocionados y quieren participar”, dice Bianibeeu.

La joven además es catequista en la comunidad y es fundadora de un grupo en uno de los santuarios de Iztapalapa, recuerda cómo se enteró del papel y la reacción de sus padres.

“El 3 de enero comenzaron a contar los votos de los socios y dijeron ‘con tantos votos queda electa la señorita Bianibeeu Othadewwi Madrid López’, no escuche ni cuantos votos tuve, pensé ‘esa no soy yo’, pero en un instante pasé por los parlamentos y hasta que entramos a un cuarto fue cuando me cayó el veinte y dije ‘ya estoy aquí, ¿Qué sigue?’, ya aterrice a la idea y me quedé súper contenta.

“En el momento que me dijeron que iba a ser la Virgen María, mis papás y mi familia no estaban aquí, estaban celebrando Año Nuevo en Morelos. Cuando les dije la noticia por teléfono nadie me creyó, fue hasta cuando regresaron a Iztapalapa y vieron el sobre. Mi papá se puso muy feliz; sin embargo, mi mamá como que no estaba muy de acuerdo”, relató

La madre de Othadewwi, no estaba contenta con la decisión, había algo que no le agradaba que su hija representara a la madre de Jesús, pero acepto la decisión de los socios y felicitó a su hija, la acompañó desde el primer ensayo hasta el último y Othadewwi asegura que “se enamoró de todo lo que representa la Pasión de Cristo y hoy está muy contenta”.

Aunque su mamá no le parecía en un principio que fuera la Virgen María, Bianibeeu Othadewwi ve reflejada a la santa con su madre.

“Yo veo a mi mamá reflejada en María, María para mí es una mujer valiente, muy fuerte humilde y muy alegre, que tiene mucho amor para dar a las personas y yo me puedo considerar capaz de dar muchísimo amor por el ejemplo que me ha dado mi mamá. Esta Semana Santa voy a tratar a todos los que vengan como si fueran la parte más importante de mi vida, aunque no los conozca”, comentó.

Durante la representación Bianibeeu caminará por varios kilómetros de la delegación Iztapalapa, por lo que al igual que todos sus compañeros, desde enero tuvo que prepararse teniendo una alimentación balanceada, ejercitándose para aguantar la caminata, pero principalmente tuvo una preparación espiritual.

“Llevo aproximadamente 6 meses en el gimnasio, desde antes de tener el papel. Para hacer los recorridos, estuve todo el tiempo entrenando en una caminadora, porque hay que subir una colinita y después el Cerro de la Estrella, pero lo más importante es la preparación espiritual que todos hemos recibido, tuvimos misas con compañeros, clases de misticismo y además la fraternidad que se hace entre los compañeros entre cada ensayo”, dijo.

Al iniciar el día de ayer las actividades, mencionó sentirse muy nerviosa porque durante la Semana Santa cae sobre sus hombros una responsabilidad enorme sobre mí ahorita, pero confía en que todos harán su trabajo de forma excelente.

“Le tengo mucha fe a todos mis compañeros, sé que todos lo van a hacer con su corazón y esto va a salir como lo tenemos esperado” comentó.

Invitó a los más de 2.5 millones de asistentes a vivir esta Semana Santa “de una manera diferente, que abran su corazón y que se dejen tocar con el mensaje que nosotros hemos preparado por tres meses con mucho amor para ellos”.

Comentarios