Suscríbete

Los colores de la ciudad de antaño

Metrópoli 05/03/2017 00:06 Redacción Ciudad de México Actualizada 04:39

La Ciudad en el Tiempo nos lleva a un colorido recorrido por la ciudad en los años cincuenta

La Fuente de Petróleos, en los años cincuenta, situada en el cruce del Paseo de la Reforma y la Avenida del Castillo, hoy el Anillo Periférico. Esta obra fue realizada por Vicente Mendiola y Fernando Olaguíbel en 1952; con el paso de las décadas, el entorno se ha modificado. Imagen cortesía: Jorge Rocafort

Una fotografía de 1952 del edificio estilo Art Déco "La Mariscala", ubicado a espaldas del Palacio de Bellas Artes, en la esquina de la avenida Hidalgo y Aquiles Serdán, hoy el Eje Central Lázaro Cárdenas. Este inmueble resultó dañado con los sismos de 1985 y fue demolido. El nombre de La Mariscala hace alusión a la antigua casa de los Mariscales de Castilla, construcción de la época colonial que estuvo en el mismo sitio. Imagen cortesía. Jorge Rocafort

La Plaza de Santo Domingo, en una fotografía de finales de los años cincuenta, cuando se encontraba abierta la circulación por el costado poniente. Destaca el edificio de la antigua Escuela de Medicina, todavía con el último nivel que fue demolido a finales de la misma década, además de la Real Aduana, actual sede de la SEP, y el templo de Santo Domingo. Imagen: Col. Villasana - Torres

El llamativo jardín que rodeaba a la Fuente de Chapultepec, parte del acueducto que corría hasta el Salto del Agua, en una fotografía de los años cincuenta. La estructura todavía lucía las alas laterales que le fueron incorporadas por el arquitecto Roberto Álvarez Espinosa alrededor de 1922. En la actualidad la fuente se encuentra a unos pasos del paradero de la estación del Metro Chapultepec, en una zona totalmente distinta a la que se aprecia en la foto. Crédito: Col. Villasana - Torres

Las inmediaciones del Monumento a Cuauhtémoc, ubicado en la avenida de los Insurgentes y el Paseo de la Reforma, en una fotografía de finales de los años cincuenta. En esa época se encontraba justo en el centro del cruce, y décadas después fue desplazado unos metros hacia el oriente. En la imagen se aprecia el tranvía que circulaba por Insurgentes, a su paso por la glorieta. Imagen cortesía: Col. Eduardo Zárate

La fuente de la Diana Cazadora a finales de los años cincuenta, cuando se encontraba en el cruce del Paseo de la Reforma y Lieja. Del lado izquierdo se encuentra la Secretaría de Salud. Para la década de los setenta, la escultura fue reemplazada por una réplica y reubicada a unos metros; en 1992 se trasladó a su ubicación actual, en Reforma y Río Mississippi. Imagen cortesía: Col. Jorge Rocafort

La avenida Juárez a la altura del cruce con Iturbide en los años cincuenta. Entre muchos detalles, se aprecia el Edificio Corcuera con su anuncio de llantas Goodrich; del lado derecho destaca la antigua sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores, demolida junto con los inmuebles vecinos para ampliar el Paseo de la Reforma en 1964. Al fondo se aprecia el inconfundible Monumento a la Revolución. Imagen cortesía: Col. Eduardo Zárate

Una fotografía de inicios de los años cincuenta en las cercanía de la iglesia del Pocito, en La Villa de Guadalupe, que por entonces se encontraba rodeada de construcciones. A finales de los cincuenta se demolieron las casas que separaban a este templo y a la Capilla de Indios del atrio de la Basílica. Casi podemos caminar por la estrecha calle, oír a la gente y detenernos a mirar las mercancías en los puestos. Imagen cortesía: SK Collection

Una fotografía de la década de los cincuenta de la avenida Juárez, entonces de doble sentido, a la altura de la calle de Revillagigedo. Del lado izquierdo se aprecia la Alameda y del derecho se ve la marquesina del cine Variedades; en el fondo está la Torre Latinoamericana. Imagen cortesía: Col. Valerie Levy

Ya sea por las películas o las fotografías antiguas, muchos llegamos a imaginar que en los tiempos de nuestros abuelos todo se veía en blanco y negro.

Las calles y avenidas, la ropa, los autos, los comercios y hasta las personas carecían de color en nuestra concepción del pasado.

Esta es la segunda entrega de un recorrido gráfico que iniciamos la semana pasada para admirar la ciudad que vieron nuestros abuelos en sus colores originales.

 

Comentarios