CDMX pone nuevas reglas para los escoltas

Los auto s de guardaespalda s deberán portar placas especiales; obliga a empresas a registrar ante la SSP a su personal y armas

Para poner el ejemplo, Miguel Ángel Mancera se comprometió a realizar en 20 días el trámite correspondiente para los vehículos de la Secretaría de Gobierno, de la Procuraduría, la Secretaría de Seguridad Pública y la jefatura de Gobierno (IRVIN OLIVARES)
Metrópoli 30/08/2016 01:00 Fanny Ruiz-Palacios Actualizada 01:00

[email protected]

A partir de ahora, los elementos que se desempeñan como escoltas deberán acatar las nuevas reglas establecidas en el Reglamento de la Ley de Seguridad Privada para la Ciudad de México. Además de un balizamiento, la normatividad obliga a los prestadores de servicios a colocar en sus vehículos placas que los identifiquen plenamente.

“Este reglamento, entre otros aspectos, robustece la regulación sobre el personal que desempeña servicios de seguridad a personas y escoltas, su capacidad, sus vehículos, su armamento y ámbito de competencia, con lo cual no únicamente se verán beneficiadas las personas o empresas que contraten este tipo de servicios sino la ciudadanía en general”, aseguró el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) capitalina, Hiram Almeida.

Dicho ordenamiento impone a las empresas de seguridad privada realizar ante la SSP el registro de su personal y del equipo que utilizan.

Esto incluye las armas y vehículos, los cuales serán totalmente identificables al portar “placas especiales que iniciarán con las letras ESC describiendo que son vehículos utilizados para servicio de escoltas y estarán señalizados en color rojo las mismas placas”, detalló Almeida Estrada.

Las placas son emitidas por la Secretaría de Movilidad, que realizó los trámites necesarios ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Éstas “serán entregadas en su trámite por la Dirección General de Seguridad Privada y Procedimientos Sistemáticos de Operación de la Secretaría de Seguridad Pública”, agregó el secretario.

En esa área se realizarán todos los trámites, se atenderán las dudas referentes a las exigencias del nuevo ordenamiento, todo lo relacionado con las placas, los registros de personal y de las armas que tienen de cargo.

“Se ha dispuesto un manual de identidad gráfica para su balizamiento en el caso de los vehículos y en relación con el uso de torretas y estrobos, y equipos especiales y de emergencia deberán, en el caso de las empresas privadas, tener características diferentes a los empleados por cuerpos de seguridad pública o de las Fuerzas Armadas”, abundó el jefe de la policía.

Explicó que en el registro y control de las empresas está considerado el uso de armas de fuego, el cual deberá contar con el respaldo y el permiso correspondiente; es decir, deben ser armas legítimas y autorizadas.

También “determinaremos el control básico de los planes y programas de capacitación de quienes brindan el servicio de seguridad privada, enfatizando en temas sensibles como derechos humanos, uso de la fuerza y primeros auxilios para erradicar las malas prácticas y con ello evitar abusos y la comisión de conductas delictivas”, dijo.

Almeida indicó que en lo que va del año se han realizado más de 40 detenciones de supuestos escoltas. Se encontraron irregularidades en la posesión de las armas de fuego.

Personal capacitado. Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno capitalino, reconoció que recientemente identificaron a personas que realizan funciones de escolta sin capacitación, sin saber usar un arma, con falsificación de documentos y armas ilegales.

Por esta razón, elementos del Instituto Técnico de Formación Policial y del Centro de Control de Confianza de la SSP evaluarán a los escoltas, les brindarán entrenamiento, los capacitarán y los certificarán.

Además, la SSP preparará al personal en condiciones de emergencia, para que sepa cómo reaccionar en caso de que alguna persona presente algún tipo de problema, incluso de salud.

Como parte de las nuevas reglas, los escoltas deberán someterse periódicamente a una evaluación médica, física, toxicológica y socioeconómica.

“Lo que se busca con esta regulación es promover la prestación del servicio en un marco de absoluta legalidad en beneficio de quien presta el servicio, de quien lo contrata y de la ciudadanía que en ocasiones, desafortunadamente, ha sido víctima de hechos que constituyen incluso un delito por motivo del ejercicio excesivo e indebido uso de la función”, resaltó Almeida.

El reglamento también considera la disposición de que los titulares de los permisos y autorizaciones “serán solidariamente responsables de los daños y perjuicios que cause su personal, escolta o elemento de seguridad privada, ya sea a los usuarios o a terceros”, añadió el mando policiaco.

Crearán base de datos. De acuerdo con Mancera, a través de las placas se construirá un padrón de los vehículos de escoltas que hay en la ciudad.

El gobierno informará el estatus de los permisos otorgados en la página http//data.ssp.cdmx.gob.mx se. En este mismo micrositio las empresas podrán realizar los trámites concernientes a los servicios de seguridad privada y verificar que se encuentren registrados.

Con las modificaciones hechas al Reglamento de la Ley de Seguridad Privada para la Ciudad de México se harán visibles y transparentes todos los vehículos que tienen la encomienda de custodiar a las personas.

El objetivo es robustecer la regulación del servicio de protección personal o de escoltas que desempeñan empresas privadas e instituciones oficiales.

Para que puedan operar, los prestadores del servicio deberán apegarse al nuevo reglamento, luego de que la SSP notifique por escrito a las empresas para que regularicen su situación. Tras el aviso, contarán con 20 días hábiles para presentar en formato digital la documentación que acredite el cumplimiento de sus obligaciones.

Para poner el ejemplo, Mancera se comprometió a realizar el trámite correspondiente para los vehículos de la Secretaría de Gobierno, de la Procuraduría, la Secretaría de Seguridad Pública y la propia jefatura de Gobierno, “a fin de que toda la ciudadanía observe los vehículos que están realizando esta tarea de escolta. Son 20 días hábiles que nos estamos dando para los propios vehículos oficiales”.

Sobre los vehículos de la Federación, el jefe de Gobierno aclaró que se enviarán los oficios correspondientes a las diferentes áreas del gobierno federal. No estarán incluidos los vehículos que ya tienen un balizamiento propio, como los del Ejército y la Marina, que son de fácil distinción por la función que desempeñan.

Actualmente la Secretaría de Seguridad Pública cuenta con un registro de 737 empresas de seguridad privada, de las cuales cerca de 50 brindan el servicio de seguridad y protección personal, comúnmente conocido como servicio de escoltas.

Temas Relacionados
reglamentación para escoltas

Comentarios