Entérate. Las muertes de animales en zoos de la CDMX

La muerte de Bantú se suma la de otros tres animales que fallecieron en el último año en esos centros capitalinos

Metrópoli 07/07/2016 13:07 Redacción Ciudad de México Actualizada 13:07

Esta mañana, varios periódicos amanecieron con la noticia de que "Bantú", el único gorila macho del país, viajaría a Guadalajara para tratar de aparearse con sus 220 kilos de peso y 1.75 metros de estatura.

Sin embargo, la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) confirmó esta mañana que en el marco del traslado el primate murió. "Bantú" era un gorila de tierras bajas occidentales, que vivió 24 años en el zoológico de Chapultepec, desde que era una cría.

“Estuve a cargo de él desde que era bebé, hace más de 20 años. Hubo un tiempo de interrupción de siete años porque me fui del zoológico de Chapultepec, regresé y seguimos el lazo con él”, comentó Obed del Monte, quien conoce a la perfección a este primate.

Pero la muerte de Bantú no es la única que ha involucrado al personal de los zoológicos capitalinos. Apenas en abril de este año, la elefanta "Maguie" murió por una eutanasia.

De acuerdo con un documento al que EL UNIVERSAL tuvo acceso, la muerte no fue natural, sino que se le aplicó la eutanasia pues desde hacía ocho meses estaba enferma. A través de una nota informativa se da a conocer que “la elefanta asiática 0.1.0 (elephas maximus) de nombre propio Maguie amaneció en mal estado de salud, lo cual se vio reflejado en el debilitamiento de los miembros anteriores derecho e izquierdo causado por las afectaciones físico patológicas que padecía tiempo atrás, observando que el ejemplar se tambaleó y estuvo a punto de caer, se tomó la decisión de proceder a la eutanasia humanitaria”, indica el documento.

Esta casa editorial platicó con un trabajador del Zoológico de San Juan de Aragón, quien confirmó la muerte y señaló que Maguie padecía fuertes dolores en sus patas debido a una infección que no se trató oportunamente. “Se dio a conocer que Maguie era una elefanta geriátrica cuando no es así. Tenía poco más de 40 años y su especie llega a vivir hasta 70. Se le aplicó la eutanasia porque los dolores que tenía eran insoportables, sólo se le veía recargada en los tubos de su área en el zoológico”, dijo.

De acuerdo con el trabajador, en un par de ocasiones se hizo la petición a la Dirección de Zoológicos y Vida Silvestre de que la elefanta fuera anestesiada para hacerle una revisión a detalle de sus patas, está fue negada, pues por su condición de salud el animal podría haber fallecido con el medicamento, lo que la dejó adolorida durante sus últimos meses de vida.

EL UNIVERSAL acudió al Zoológico de San Juan de Aragón y encontró que en el espacio en el que vivía "Maguie" sólo se encuentra la elefanta "Ellie" a quien le hacían un registro de sus movimientos. Asimismo su cerca se encontraba rodeada por tapiales de madera de un metro de altura.

El caso de Maguie se suma al del orangután "Jambi" que falleció en julio de año pasado y —según datos de la necropsia que le practicaron—, fue a consecuencia de una falla cardiorespiratoria provocada por la bacteria leptospira proveniente de los orines de ratas.

El 23 de marzo de este año se declaró la muerte del chimpancé Lio luego de que convulsionara.

Una usuaria grabó un video en el que denunció que la atención veterinaria tardó más de 20 minutos, aunque la directora del Zoológico de Chapultepec aseguró que sólo fueron ocho.

Ante dichas muertes y la situación de cautiverio en que se encuentran las especies salvajes, diversos grupos de animalistas se oponen a que persistan tales condiciones.

Con información de Diana Delgado y Sandra Hernández

Temas Relacionados
Bantú

Comentarios