Suscríbete

Trabajé con Salinas y AMLO; no milito: Nico

Rechaza tener diferencias con Ricardo Monreal Ávila; trabajará en el municipio perredista de Villahermosa

Metrópoli 02/06/2016 00:48 Diana Villavicencio Actualizada 00:48

[email protected]

Nicolás Mollinedo, recién designado coordinador general de Servicios Municipales de Villahermosa, en Tabasco, rechaza que su renuncia se deba a una discrepancia o conflicto con el delegado de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal; incluso aclara que su salida para colaborar con una administración perredista no es un problema de partidos, ya que él no milita para ninguno.

“No milito en ningún partido político, he servido a mucha gente, amigos y servidores. Lo mismo trabajé con [Carlos] Salinas, [Ernesto] Zedillo, con Andrés Manuel, eran de otro partido y últimamente con Monreal”, declara en entrevista con EL UNIVERSAL.

El ex chofer del líder nacional de Morena reconoce que los partidos sirven para llegar al poder y que eso es para los políticos, “para los que estamos dedicados a la administración es venir a ayudarlos, sin distingo político”.

El ahora ex director de Recolección y Tratamiento de Residuos Sólidos de la Cuauhtémoc reitera que no está afiliado a algún partido, aunque admite que por los jefes que ha tenido siempre le achacan una fuerza política.

Comparte que la invitación como coordinador general de Servicios Municipales de Villahermosa provino de su paisano y no de un perredista.

“Recibí la invitación de Tabasco, de mi paisano, me invitó a colaborar en el ayuntamiento, en un área que conozco y quiero decirle que Gerardo [Gaudiano Rovirosa] no va a gobernar para el PRD sino para los ciudadanos de Villahermosa, eso es lo que yo veo, vengo a ayudarlo a servir a los ciudadanos sea del partido que sea”, dice contundente.

Además agrega que lo hizo con el consentimiento y apoyo del delegado Monreal, sin que provocara conflicto; por el contrario, en los mejores términos. “Pedí la oportunidad, si me dejaba venirme a Tabasco con mis paisanos y lo aceptó. Me dijo ‘adelante’”.

También explica que a la delegación la dejó bien, caminando, pues cuando entró en octubre pasado Cuauhtémoc estaba en último lugar en cuanto a separación de la basura, sólo 19% lo hacía. Actualmente está en sexto lugar en dicho rubro, de acuerdo con Servicios Urbanos de la demarcación.

Hace casi ocho meses, cuando asumió la dirección de Recolección y Tratamiento de Residuos Sólidos, Mollinero dijo que elaboraría un plan de trabajo para las 39 colonias de la delegación.

Uno de estos proyectos fue puesto en marcha hace tres meses para mejorar la imagen urbana del Centro Histórico. Los camiones de basura de la delegación Cuauhtémoc sólo podrían recolectar los residuos sólidos de 10 de la noche a 10 de la mañana. De lo contrario serían levantados con grúa y remitidos al corralón.

“Hubo un gran avance por el apoyo de Ricardo Monreal, puso camiones nuevos […] Cuando te dan herramientas y te dan cosas para trabajar bien, la gente es optimista y quiere entrarle y eso se hace en la delegación”, detalla.

Por ello, también comenta que decidió regresar a Tabasco, ya que el proyecto de su paisano, el presidente municipal, lo entusiasma, además de que así podrá estar un poco más de tiempo con su familia.

“Era mi tierra y yo desde 2012 acuérdate que ya no estaba con Andrés Manuel, una de las causas de mi retiro era para acercarme a mi casa, dedicarle más tiempo a mi familia y no logré acercarme. Hoy tengo la oportunidad y no la dejé pasar, así que ahora me ves aquí […] A mí me gusta chambear, donde me llamen ahí voy”, afirma.

Sobre el sueldo que percibirá con su nueva encomienda prefiere no abundar, pese a que con Andrés Manuel fue catalogado como el chofer que más ganaba en el país.

Dice que apenas le notificarán la cantidad, aunque no cree que le vayan a pagar ni más ni menos.

“Cuando alguien te ofrece una oportunidad no le preguntas cuánto ganarás, lo sabré cuando lo reciba. Tampoco lo sabía con Monreal”, finaliza.

Comentarios