Obra está acabando con agua: vecinos

Habitantes de la zona acusaron que la construcción también afectará el tránsito

Los vecinos del lugar aseguraron que en la construcción existe un yacimiento de agua, por lo que temen que la extracción constante del líquido provoque hundimientos en un futuro (ARIEL OJEDA. EL UNIVERSAL)
Metrópoli 01/05/2016 01:04 Gerardo Suárez Actualizada 01:04

[email protected]

Vecinos del pueblo Los Reyes, en Coyoacán, alertaron que la construcción de 377 departamentos en la avenida Aztecas número 215 afectará el tránsito vehicular y el suministro de agua potable, pues es una zona con problemas de escasez y a pesar de ello, durante 10 meses de obras se han tirado miles de litros del líquido, que emanan del suelo debido a las tareas de excavación.

Habitantes entrevistados exigieron la clausura total del proyecto y estudios hidrogeológicos, pues afirmaron que en el predio hay un yacimiento de agua y temen que la extracción constante provoque hundimientos.

Juan Luna, residente de Los Reyes, advirtió que la afectación es mayor por la escasez histórica en la zona, donde “el agua de manantiales de la zona ya no llega a tres pozos cercanos, de los cuales dos están colapsados y sólo funciona el de Los Reyes”, dijo.

Durante al menos 10 meses de trabajos, constructores han extraído agua del suelo mediante bombas, la canalizan al drenaje o depositan en pipas.

“No es desperdicio”. En contraste, la secretaria de Gobierno, Patricia Mercado dijo el viernes, que no hay un yacimiento de agua y que no se desperdicia el líquido pues “es agua mala que sale siempre que haces una construcción”.

Agregó que el líquido se llevaba a una planta de tratamiento, pero el Sistema de Aguas de la Ciudad de México recomendó tirarlo al drenaje por su mala calidad, tema que ya han hablado con organizaciones, sostuvo.

Un estudio del Sistema de Aguas de la Ciudad de México difundido en febrero pasado, analizó muestras del agua, la cual tiene más nitratos que los límites permisibles.

Hacen plantón. Tras levantar una suspensión por medidas de seguridad en febrero pasado, la delegación Coyoacán suspendió de nuevo la obra el viernes pasado, mismo día que los vecinos establecieron un plantón que cerró un sentido de avenida Aztecas.

Ayer, 300 granaderos rodearon el plantón, por lo que colonos acordaron replegarse para abrir la circulación, pero se mantuvieron hasta la noche.

Comentarios