Retos y oportunidades de la educación superior

Jaime Valls Esponda

Deseándoles un feliz año, aprovecho este espacio para señalar algunos de los principales retos y oportunidades que enfrentará el sistema de educación superior en 2018.

Según estimaciones preliminares en el ciclo escolar 2017-2018 el sistema de educación superior está atendiendo a 150 mil 344 estudiantes más que al inicio del ciclo escolar anterior, lo que representa un incremento anual de 1.4% en la tasa bruta de cobertura observada para situarnos en 38.7%. En este año, las instituciones de educación superior tendrán que realizar un gran esfuerzo para ampliar la cobertura al menos en el mismo número de estudiantes que en este ciclo escolar, a fin de alcanzar la meta del 40% establecida en el Plan Nacional de Desarrollo y del Programa Sectorial de Educación 2013-2018.

En materia de financiamiento, persiste el enorme desafío de dotar de recursos financieros crecientes a las instituciones públicas de educación superior para permitirles proporcionar una educación pertinente y de calidad al tiempo de continuar ampliando la cobertura. En los últimos años estas instituciones no sólo han maximizado y transparentado los recursos públicos que reciben tanto de la federación como de los gobiernos estatales, sino que además, han incrementado su capacidad de generar recursos y han logrado mayor eficiencia en sus procesos internos, lo que les ha permitido incrementar la matrícula en proporciones muy superiores al crecimiento del subsidio que reciben.

En este sentido, se requerirá además de un esfuerzo comprometido y una gran voluntad de las autoridades de los distintos órdenes de gobierno y de las universidades públicas estatales para avanzar en la solución de los problemas estructurales que amenazan la sostenibilidad financiera de varias instituciones de educación superior.

Es importante destacar que este año más de 400 instituciones de educación superior, tanto públicas como particulares de nuestro país, continuarán apoyando a los jóvenes estudiantes mexicanos que viven y estudian en los Estados Unidos, que, por su condición migratoria, no puedan continuar sus estudios a nivel de licenciatura en ese país, para que puedan hacerlo en las instituciones de educación superior mexicanas, en el marco de la gran respuesta solidaria que representa el Programa Universitario Emergente Nacional para la Terminación de Estudios Superiores (PUENTES).

Por último, el proceso electoral para renovar el Ejecutivo Federal presenta una gran oportunidad para lograr que la educación superior ocupe un lugar central en la agenda de desarrollo nacional. La ANUIES ha formulado con la participación de expertos de distintas instituciones y de manera coordinada con la UNAM, el Conacyt, el Foro Consultivo Científico y Tecnológico una propuesta para la renovación de la educación superior con Visión al año 2030. Este documento será presentado a los candidatos a la Presidencia, a otros actores políticos y a la sociedad, con el objeto de enriquecer el diseño de las políticas públicas, para que al menos los dos próximos sexenios se logren cambios estructurales y se avance en la construcción de un sistema de educación superior robusto, con mecanismos de evaluación y acreditación que propicien la mejora continua de la calidad, abierto a la internacionalización, de amplia cobertura y en cual se facilite la movilidad de estudiantes y académicos.

Estamos convencidos que la inversión en educación superior, ciencia, tecnología e innovación es indispensable para incrementar la productividad y la competitividad del país y, de manera más importante, para asegurar el bienestar y el desarrollo social.
 

Secretario general ejecutivo de la ANUIES

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios