Se encuentra usted aquí

Sugerencia para el presupuesto de los órganos electorales

27/06/2019
02:35
-A +A

En las últimas semanas se ha escrito, discutido y analizado un sinnúmero de ideas, propuestas, visiones y hasta ocurrencias en torno a una eventual reforma político electoral que seguramente se materializará antes de la elección federal programada para 2021.

Uno de los argumentos de fondo de dicha reforma está relacionada con la búsqueda de esquemas que puedan generar el abaratamiento de las elecciones. Ya en una columna anterior expusimos algunos rubros que consideramos fundamentales para alcanzar dicha meta como lo es, por ejemplo, la instrumentación de mecanismos electrónicos de votación, o bien, la reducción del financiamiento público que reciben los partidos políticos tanto en el ámbito federal como local. Sin embargo, un aspecto que también debe ser considerado para contar con mejores medidas de racionalidad del gasto de las autoridades electorales, tanto la federal como las locales, está en la construcción de sus propios presupuestos.

El INE, por ejemplo, integra su anteproyecto de presupuesto basándose en un esquema de planeación que instituye los ejes rectores que desarrollará con base en las funciones que tiene asignadas de acuerdo a la legislación electoral. Partiendo de aquí, y basándose en su normatividad interna, registra varias fases de donde destaca la aplicación que se ha dado al presupuesto otorgado en los últimos años, así como en las necesidades que manifiestan las áreas que integran la estructura del propio INE en torno al cumplimiento de los objetivos estratégicos, proyectos y metas que se hayan determinado en su Plan Estratégico correspondiente.

Sin embargo, existen otros métodos que han demostrado tener una eficiencia significativa en la construcción de presupuestos, uno de ellos se denomina “presupuesto base cero”, cuya metodología se basa primordialmente en la planeación estratégica y, posteriormente, en la presupuestación con base en la evaluación de resultados obtenidos año con año en todos y cada uno de los objetivos, programas, proyectos, metas e indicadores programados.

Entre las principales características del “presupuesto base cero” se encuentran las siguientes:

-El proceso de planeación integra toda aquella información que deriva de recursos económicos necesarios para cumplir cada uno de los objetivos y acciones determinadas que derivan en programas y proyectos. Se enfoca en medir el capital requerido para la correcta ejecución de programas y proyectos, en lugar de enfocarse al aumento presupuestal respecto al año anterior, lo que, en muchos casos, implica una mala planeación y, por supuesto, una mala ejecución del gasto.

-Permite el establecimiento de metas y las puede tipificar según diversos indicadores como serían:

-Por grado de complejidad electoral o bien,

-Por orden de importancia para la institución electoral.

Este ejercicio permitiría a cualquier autoridad electoral contar con diversos escenarios ante posibles recortes presupuestales y no los tendría que desarrollar posteriormente como comúnmente sucede con la mayoría de los entes electorales.

-Permite la reducción de gastos sin afectar las actividades institucionales.

-Permite mayores controles del ejercicio del gasto, entre otros.

Ahora bien, para que un ejercicio como estos esté completo, es recomendable que las autoridades electorales estén acompañadas y supervisadas no solamente por las áreas ejecutivas y administrativas, sino también por las instancias supervisoras del gasto como las Contralorías Internas u Órganos Internos de Control que, en su mayoría, cuentan con atribuciones relativas a la revisión, control, fiscalización y vigilancia de los recursos y patrimonio de la institución correspondiente.

La aplicación de un método de “presupuesto cero” seguramente generará un andamiaje diferente para la mayoría de las instituciones electorales que han llevado otro método durante varios años, pero no estaría de más que, ante esquemas que incentiven el ahorro presupuestal y la mejora administrativa pudieran, al menos, analizar este mecanismo que ha dado resultado en otras instituciones públicas.

 

Analista político. @fdodiaznaranjo