Mujeres indígenas denuncian ser víctimas de violencia política

Paulina Florencia Bautista Sandoval, Felipa Paz Vásquez, Alicia Vásquez Bautista y Emilia Barrios Cervantes, informaron que fue negada la participación de las mujeres en las elecciones por asamblea del pasado 14 de agosto

Foto: Ismael García / EL UNIVERSAL
Estados 03/04/2017 16:59 Ismael García / Corresponsal Actualizada 19:15

Mujeres de dos comunidades indígenas de Oaxaca denunciaron por separado ser víctimas de violencia política y por parte de autoridades municipales.

En la capital del estado, cuatro habitantes del municipio de San Esteban Atatlahuca, en la región Mixteca del estado, dieron a conocer que fueron excluidas para participar en las elecciones.

En conferencia de prensa, respaldadas por la diputada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), María de Jesús Melgar, acusaron que por demandar sus derechos político-electorales, la actual autoridad respondió con la suspensión de los servicios básicos para ellas.

 

Paulina Florencia Bautista Sandoval, Felipa Paz Vásquez, Alicia Vásquez Bautista y Emilia Barrios Cervantes, informaron que fue negada la participación de las mujeres en las elecciones por asamblea del pasado 14 de agosto.

Tras impugnar ante las autoridades electorales, posteriormente se realizó otra asamblea en que incluyeron a una mujer en el Cabildo; no obstante, lo consideraron insuficiente por lo cual recurrieron al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación; por exigir sus derechos, ahora sufren las consecuencias, informaron.

Por otra parte, vía telefónica, Concepción Ramírez denunció que fue encarcelada y golpeada por un policía municipal y por el síndico del municipio de San Marcos Arteaga, también en la región Mixteca de Oaxaca.

Relató que el pasado jueves tras dejar a sus hijos a la escuela, fue agredida por una vecina, debido a unos problemas personales; de inmediato pidió el apoyo de la policía, que llegó en ayuda; sin embargo, se llevó a ambas detenidas, pese a ser ella la víctima.

En su caso, exigió al síndico Miguel Cruz aplicar justicia por haber sido la agredida, lo que irritó a éste y ordenó aprehenderla y encerrarla en la cárcel municipal, donde estuvo por unas seis horas; en el interior de la celda, dijo que fue agredida por un policía municipal, Arturo Loyola, que le golpeó la cabeza contra la pared, lo que causó severas lesiones.

 

Luego de salir bajo fianza, que inicialmente le habían negado, indicó que el pasado sábado interpuso una denuncia penal ante la Vicefiscalía General del Estado, con sede en Huajuapan de León; demandó a las autoridades estatales y organismos de derechos humanos intervención a su caso y justicia. 

 

“Ojalá me escuchen y me hagan caso, porque hoy fui yo y mañana puede ser otra; evidentemente que hay abuso de autoridad que debe castigarse”, expuso.

cfe

Comentarios