22 | MAR | 2019
Rosa María Aguilar Antonio, alcaldesa de Reforma de Pineda, ganó con dos votos de diferencia sobre su contrincante del PRI. Es la primera mujer que llega a la presidencia municipal por la vía independiente. (ROSELIA CHACA. EL UNIVERSAL)

Asumen poder cinco alcaldesas zapotecas

02/01/2017
01:17
Roselia Chaca / Corresponsal
Reforma de Pineda
-A +A
Mujeres ganan en municipios regidos por sistema de usos y costumbres

Por primera vez cinco mujeres zapotecas y huave rompieron la tradición y el primer día del año rindieron protesta como presidentas municipales en Juchitán, San Dionisio del Mar, Tehuantepec, Reforma de Pineda y Guienagati, en el Istmo de Tehuantepec, al sur de Oaxaca.

Ayer, con incidentes menores, transcurrió el cambio de poderes en la mayoría de los 570 municipios de Oaxaca, en que la autoridad electoral confirmó que 59 mujeres asumieron el cargo como alcaldesas, cifra histórica, comparada con las ocho de hace tres años.

De ese total de mujeres, destacan cinco indígenas zapotecas y huaves, en comunidades donde los usos y costumbres limitan la participación de este sector en actividades políticas.

En Reforma de Pineda, en los límites con Chiapas, por primera vez llega a la presidencia municipal una mujer por la vía independiente: Rosa María Aguilar Antonio, la primera en todo el país. La alcaldesa ganó con dos votos de diferencia sobre su contrincante mujer del PRI.

En San Dionisio del Mar, en la zona huave, también por primera vez llega al ayuntamiento una mujer: Teresita de Jesús Gallegos, una abogada de 27 años que logró la alcaldía con una planilla única; ahí, apenas hace 10 años se abrió la participación de la mujer.

La tercera historia política se dio en Santiago Lachiguiri, en la Sierra Mixe-Zapoteca, donde ganó la presidencia por el sistema normativo interno (usos y costumbres) Itaisa Galván. La maestra ganó en una elección en la que las mujeres votaron en asamblea por primera vez; tras el triunfo, la mandataria recibió amenazas de muerte por parte de caciques que perdieron el control del municipio indígena. En Juchitán, el centro comercial del istmo y famoso por la fuerte presencia de la mujer en la vida comercial y social, la primera mujer al frente del ayuntamiento es Gloria Sánchez López, integrante de la Coalición Obrera Campesina Estudiantil del Istmo (Cocei), quien recibió una administración colapsada en sus finanzas.

Yesenia Nolasco, ex diputada federal por el PRD, se convirtió en la primera mujer presidenta en Tehuantepec, municipio que se abre a la paridad de género y cumple con más de 30% de mujeres en el cabildo.

Además, en este municipio una mujer será directora de la policía municipal, la única que tiene este tipo de cargo en todo el estado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios