Cancún: Código Rojo por tiroteos

Ataque a fiscalía detona persecución por la ciudad; cuatro muertos y cinco detenidos, el saldo oficial

ataque a la fiscalía generó la activación del Código Rojo, protocolo de seguridad emergente que se aplica sólo en casos de violencia dirigida a cuerpos de seguridad (CUARTOSCURO)
Estados 18/01/2017 03:20 Redacción Actualizada 12:38
Guardando favorito...

Cancún.— Cerca de una hora de angustia vivieron habitantes de este destino turístico, luego de que un ataque armado a la Fiscalía General del Estado desató una persecución y balaceras en distintos puntos de la ciudad. Las autoridades estatales decretaron Código Rojo y pidieron apoyo al gobierno federal para que envíe elementos que refuercen el puerto.

El saldo oficial es de cuatro muertos: un policía ministerial y tres presuntos delincuentes, mientras que se reportó la detención de cinco personas.

Los hechos ocurrieron cerca de las 16:00 horas de ayer, cuando un grupo armado arribó a la dependencia ubicada en la avenida Xcaret, esquina Kabdah, en el centro del municipio, a 12 kilómetros de la zona hotelera, y disparó contra los elementos que se encontraban en el lugar.

Al repeler la agresión, se inició una persecución para detener a los atacantes, por lo que llegaron al Centro de Control, Comando, Cómputo y Comunicaciones C4, de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, que se encuentra a unos metros de la dependencia estatal, y después continuaron por varias calles hasta llegar a plaza Las Américas, donde continuó el tiroteo.

De acuerdo con testimonios, los habitantes se tiraron al piso o intentaron buscar sitios para protegerse durante la balacera. Afirmaron que el tiroteo duró casi una hora, con breves espacios sin disparos.

Ciudadanos comentaron que les pidieron que se encerraran en sus casas, y dijeron que se vivieron momentos de miedo y desconcierto, pues al principio pensaron que eran cohetes.

Además, hubo reportes de detonaciones en otros puntos de la ciudad, como en las calles Bonampak y Nichupté. De las 16:00 a las 19:00 horas se generó sicosis, pues las autoridades no informaban nada sobre lo ocurrido.

Piden apoyo. Después del ataque, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, emitió un mensaje en el que advirtió: “El combate contra la corrupción y la impunidad va en serio, y aquel que atente contra la sociedad y sus leyes la pagará”.

Pidió al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el envío de elementos federales.

En respuesta, Gobernación informó que Osorio Chong se ha mantenido en contacto con el gobernador y que giró instrucciones a la Comisión Nacional de Seguridad —a través de la Policía Federal— para fortalecer la seguridad.

El gobernador confirmó el deceso de Humberto Mora Ochoa, policía ministerial que contaba con 25 años de servicio en la fiscalía, así como de tres delincuentes fallecidos.

De acuerdo con el reporte, los agresores se transportaban en motocicletas y vehículos desde donde lanzaron granadas al interior del edificio público.

No se dijo si hay personas heridas, aunque por la tarde se habló de un empleado de la fiscalía herido de gravedad en la clínica del ISSSTE.

En su mensaje televisado y transmitido por redes sociales, el mandatario estatal afirmó: “Desde que la ciudadanía me nombró gobernador, un reclamo contundente fue combatir la corrupción y la impunidad, por lo que se ha venido trabajando en revertir el paquete de impunidad que el ex gobernador [Roberto Borge] presentó al Congreso local y que impedía que la procuración de justicia se realizara de manera objetiva e imparcial”.

Agregó que presentaron denuncias penales en contra de funcionarios y ex funcionarios que violaron la ley y quebrantaron el patrimonio del estado. Además de abrir auditorías para contar con pruebas que permitan que se castigue a los culpables.

“Un elemento clave para combatir la impunidad era contar con una fiscalía autónoma, imparcial y objetiva, encabezada por abogados de amplio conocimiento y experiencia”, apuntó.

El ataque se enmarca en el contexto de combate a la impunidad. “Los delincuentes estaban acostumbrados a que sus fechorías no sólo no tenían castigo, sino que eran toleradas”, dijo.

Carlos Joaquín González indicó que la mejor manera de generar caos es mediante la difusión de rumores que sólo escandalizan y dividen.

La Secretaría de Educación y Cultura informó que no hay suspensión de clases en Cancún, pero algunos colegios como el Ecab anunciaron que no laborarían este miércoles.

Además, la zona hotelera se reportaba tranquila y a las 16:50 horas fueron desalojados 200 empleados del Palacio Municipal de Benito Juárez, ante el ataque a la fiscalía.

Temas Relacionados
Código Rojo
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios