Reanudan protestas alumnos de Derecho de la UABJO

Instalan módulos y reciben clases al aire libre en demanda de que Miguel Ángel Ramírez sea reconocido como director de la Facultad de Derecho de la Universidad de Oaxaca
Foto: Edwin Hernández / EL UNIVERSAL
05/12/2016
16:40
Ismael García / Corresponsal
Oaxaca
-A +A

Alumnos y catedráticos simpatizantes del director electo de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Oaxaca cerraron hoy dos calles más para colocar módulos y recibir clases al aire libre, en demanda de reconocimiento de Miguel Ángel Ramírez Hernández como responsable de la institución.

Al menos cinco carpas con pupitres fueron colocadas en el cruce de avenida Independencia con Macedonio Alcalá, a un costado del edificio histórico cuya puerta lateral fue incendiada el pasado 17 de noviembre, como en avenida Morelos y Macedonio Alcalá.

Según los inconformes, encabezados por el catedrático Jesús Villavicencio, la exigencia es el reconocimiento del director electo de Derecho de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca; el retiro del resguardo de la Procuraduría General de la República del edificio sede de la institución en el centro de la ciudad y desconocimiento del rector Eduardo Bautista Martínez.

Después de las 14:00 horas, quitaron dos módulos en las principales avenidas, Morelos e Independencia, por lo que se reanudó el tránsito vehicular.

Organizaciones reculan

Por otra parte, un bloque de organizaciones sociales reculó de efectuar movilizaciones este lunes y en lugar de ello ofreció una conferencia de prensa para anunciar que fueron atendidos por funcionarios del Gobierno del Estado.

Según uno de sus representantes, Miguel Cruz Moreno, lograron el primer objetivo de una mesa de trabajo con autoridades estatales, por lo cual analizarán los ofrecimientos y tomarán decisiones posteriormente.

A su vez, otro grupo de organizaciones sociales dio un posicionamiento respecto del nuevo gobernador, Alejandro Murat, y sobre el sexenio anterior:

“Los pueblos de Oaxaca estamos pagando un alto costo por el fracaso de la transición democrática. Seis años de mal gobierno de Gabino Cué acrecentaron la herencia de injusticias, corrupción y desencanto de anteriores administraciones.

“Nuestras gentes carecen de los servicios mínimos de salud, la pobreza extrema alcanza al 63 por ciento de la población y la inseguridad golpea día a día nuestras calles y nuestros hogares. La sociedad oaxaqueña está profundamente dividida y confrontada”, expusieron en un manifiesto leído.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS