13 | DIC | 2019
6
Julián Leyzaola

Un político que hace milagros

03/06/2016
01:58
Corresponsales de EL UNIVERSAL
-A +A
Kiosko

Un político que hace milagros

La campaña de Julián Leyzaola, candidato del Partido Encuentro Social a la alcaldía de Tijuana, ha causado polémica de principio a fin. Arrancó en una gasolinera donde tuvo lugar su primer enfrentamiento contra narcotraficantes cuando fue Secretario de Seguridad Pública en el municipio; años después, quedó atado a una silla de ruedas tras un atentado que sufrió en Ciudad Juárez, y así se convirtió en candidato y anduvo por toda la ciudad. Lo más extraño, nos comentan, es que en cuanto terminaron las actividades proselitistas, se levantó y colocó en Facebook una foto de pie donde escribió: “Yo a diario lucho por mi recuperación... Y pronto recuperaremos Tijuana”. Algunos políticos del estado, nos dicen, se preguntan si fue parte de su estrategia para atraer votos y ahora dudan que no pudiera caminar, los mal pensados señalan que prefirió tener una imagen de veterano de guerra.

 

Maestros que pierden privilegios en Tabasco

Nos dicen que uno de los organizadores de las marchas en contra de la reforma educativa en Tabasco es el maestro Rufo Cerino López, secretario de Finanzas del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Educación de Tabasco (SITET), quien lleva 11 años como comisionado sindical sin dar clases, a pesar de tener una plaza de docente en matemáticas y por la que cobra 16 mil pesos al mes. Es decir, que durante este tiempo se ha embolsado, a costa del erario, 2 millones 112 mil pesos. Y así como Rufo Cerino, nos dicen, hay 50 maestros más de esta organización que dan clases, pero de grilla. Por si fuera poco el maestro Rufo es mal administrador porque, nos dicen, el dinero de las cuotas no le alcanza y tiene una deuda con la CFE de más de 4 millones de pesos. Así las cosas con algunos de los que por razones obvias se oponen a la reforma educativa.

 

El Bronco se oculta después de Topo Chico

Quizá para evitar preguntas incómodas relacionadas con los nuevos homicidios en el penal de Topo Chico, nos dicen, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, no acudió a la rueda de prensa para dar a conocer los detalles sobre el incidente que dejó tres muertos y 19 heridos. Sólo estuvieron el secretario general de Gobierno, Manuel González Flores, el general Cuauhtémoc Antúnez, titular de la Secretaría de Seguridad Pública, y el procurador Roberto Flores Treviño. El Bronco, nos comentan, había señalado hace menos de una semana, ante los internos que fue a visitar para promover el programa “Familias con Futuro”, que su gobierno tenía el control de los reclusorios del estado. Los hechos del miércoles parecen expresar lo contrario, aunque Manuel González diga que sólo les llevó dos minutos sofocar la reyerta.

 

Moreira mantiene tradición de endeudar a Coahuila

Y el gobernador que mantiene la “bonita” tradición de endeudar a su estado y luego desentenderse es el de Coahuila, Rubén Moreira, lo cual, nos dicen, tiene muy molesta a la gente. Primero porque cuando se le cuestionó sobre el destino de ese recurso, éste le pasó la bolita a su secretario de Finanzas, Ismael Ramos Flores, quien a su vez dijo que no recordaba en qué se había invertido el dinero, pero dijo estar a disposición a acudir a la convocatoria del Congreso del estado —menos mal— para decir en qué utilizó esos 830 millones de pesos. Por ahora sólo recuerda que se invirtieron en el rubro de seguridad pública e inversión pública productiva. A que don Lito tan olvidadizo, que no tiene claro cómo ni en dónde invierte los recursos de los coahuilenses.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios