Suscríbete

Acapulco: piden pacto de paz con criminales

Plantean mesa de diálogo con delincuentes y autoridades; de no tener eco, amagan con cerrar más negocios

En el encuentro con autoridades de los tres niveles de gobierno y delincuentes, los comerciantes planean abordar la problemática que las actividades ilícitas generan, entre las que destacan el cierre de negocios (BERNARDINO HERNÁNDEZ CUARTOSCURO)
Estados 31/03/2016 01:49 Vania Pigeonutt / corresponsal Acapulco Actualizada 01:50

[email protected]

Comerciantes establecidos en la costera llamaron a la ciudadanía a un pacto que denominaron por la paz, mediante el cual integrantes de la delincuencia organizada, sociedad, y autoridades de los tres niveles de gobierno, sostengan un encuentro y aborden la problemática que las actividades ilícitas generan, como el cierre de negocios.

La presidenta de la Asociación de Comerciantes Establecidos en la Costera, Laura Caballero Rodríguez, dijo que si el encuentro no tiene convocatoria, los comerciantes realizarán una campaña para que nadie visite el puerto, y exigió la condonación de impuestos porque los empresarios no tienen dinero pues pagan cuotas a la delincuencia y al gobierno.

“Estamos a tiempo de detener este pedacito de guerra, evitando se genere en los próximos días un pedazo de guerra en nuestro estado de Guerrero”, explicó la dirigente.

“Es un segundo llamado a nuestros hermanos de la delincuencia organizada, y es respetuoso; estamos convocando a la sociedad y a los gobernantes a que hagamos una reunión el 13 de abril en donde están invitados todos los ciudadanos”, agregó.

Matan a ex regidora. Esther Orea Vargas, ex regidora en Iguala durante el periodo del ex alcalde perredista José Luis Abarca Velázquez, fue asesinada a balazos cuando viajaba con su hija y el novio de ésta.

En lo que va del año han sido asesinadas más de 200 personas y Acapulco se mantiene como la ciudad más violenta del estado.

Ayer, en este puerto, un hombre fue muerto a balazos en la colonia Progreso, cerca de la zona turística.

Respecto al ataque a la ex funcionaria, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) informó que ocurrió en Iguala alrededor de las 13 horas.

La ex funcionaria, de 48 años de edad y militante del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), fue baleada cuando viajaba en una camioneta blanca.

Unos jóvenes a bordo de una motocicleta se acercaron al vehículo, lo que provocó que ella se detuviera y bajara el vidrio; de inmediato los agresores le dispararon. En el ataque, su hija también resultó herida.

Según el reporte, Orea Vargas, quien dirigió la Comisión de Desarrollo Económico en la pasada administración municipal que presidió José Luis Abarca —preso por el caso de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa—, fue trasladada junto a su hija a un hospital privado, donde falleció.

Efectivos federales y estatales arribaron minutos después del mediodía a la calle Jacaranda de la colonia Floresta y encontraron la camioneta manchada de sangre; no ubicaron casquillos y acordonaron el área.

Por tratarse de un asesinato, el Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) ordenó el traslado del cuerpo de la ex regidora a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) para realizarle la necropsia y otros estudios periciales.

Orea Vargas también era integrante de la Coordinación de Organizaciones Campesinas Independientes.

A la ex funcionaria la perseguía la muerte. El pasado 14 de marzo fue asesinado en las oficinas de Orea Vargas el líder transportista y dirigente del Sindicato de Camiones Materialistas de Iguala, Gustavo Bahena García, y el chofer del comisariado ejidal, Cirilo Taboada Salgado.

Como parte de los hechos ocurridos, la ex regidora declaró ante las autoridades ministeriales como testigo de los dos homicidios.

Algunos testigos informaron a reporteros de Iguala que Orea Vargas se escondió en un baño junto a Cirilo, comisariado ejidal.

En aquella ocasión se recordó que Mauro Taboada Salgado, hermano de Cirilo, fue detenido por la Policía Federal el 22 de enero por su presunta implicación en el caso Ayotzinapa.

El comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, señaló a Mauro Taboada como presunto participante en el asesinato del normalista Julio César Mondragón Fontes, una de las seis víctimas mortales y al que desollaron del rostro.

Comentarios