Suscríbete

Salvan la vida tras incendio de autobús

Estados 17/08/2015 01:16 David Carrizales / Corresponsal Actualizada 01:17
Guardando favorito...

Monterrey.— Más de 20 pasajeros de un autobús procedente de Nuevo Laredo, Tamaulipas, se salvaron de morir calcinados, al incendiarse totalmente la unidad en la que viajaban con destino al centro y sur del país.

Sin embargo, la mayoría de los viajeros que habían salido la noche del sábado de distintas ciudades texanas perdieron sus maletas, ya que no pudieron sacarlas del compartimiento inferior de la unidad de transporte, debido a la rapidez con la que se propagó el fuego.

El percance se registró poco después de las 11 horas, unos dos kilómetros adelante del aeropuerto Del Norte, por una presunta falla en el motor del autobús.

David Rangel, procedente de Waco, Texas, con destino a Querétaro, agradeció que todos pudieron salir con vida. Sin embargo, lamentó que se le quemaron tres maletas de 42 pulgadas cada una. “Fácil perdí unos dos mil 500, tres mil dólares, se imagina, traía ropa y regalos para mi familia, ya tenía dos años de no verlos”.

Con lo poco que pudieron sacar de la unidad, soportando los rayos del sol, los paisanos miraban impotentes cómo se consumía el autobús, con sus pertenencias en el interior, ya que cuando quisieron abrir el compartimiento, las puertas “se bloquearon” por el calor.”

Nosotros viajamos con la línea de transporte, Tornado, yo compré mi boleto en 105 dólares, y en Nuevo Laredo, nos cambiaron a este pulguero, de Zima Real, el que nos transportó de Estados Unidos, estaba bien, éste que está ardiendo es apenas para que lo traigan puebleando, ya es viejísimo”, dijo Rangel.

Los viajeros se dirigían a San Luis, Querétaro, Guanajuato y Guadalajara, como Andrés Becerra, quien salió de Fort Worth, Texas, la noche del sábado, y aunque él no perdió maletas, se dolió porque no podría llegar a tiempo para sepultar a su padre, que falleció un día anterior.

Temas Relacionados
Nuevo Laredo accidente
Guardando favorito...

Comentarios

 
Recomendamos