De Izquierda a derecha: Peina Neto, Donaldo Trumpudo, Hillary, Richy Panaya, profesor Slamovir, Zoé Lamasin, Pejítimo y Teddy Lanota. (FOTO: GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)

Los peluches contra censura

25/11/2016
00:10
Janet Mérida
-A +A
El programa de sátira política regresa a Azteca este lunes, a 20 años de su desaparición, con EPN, Trump, Clinton y otros líderes

[email protected]

Fueron los 30 minutos más largos en su carrera. Ese día (ahí por 1997) José Ramón Fernández entrevistaría a Alfredo del Mazo para su programa En Caliente y, para hacer más divertido el encuentro en vivo, decidieron sorprender al político —que contendía por la jefatura de Gobierno del DF— con una entrevista simultánea pero a su peluche.

Gracias al éxito de Hechos de Peluche no era raro que los políticos tuvieran el suyo, de hecho, César recuerda que Diego Fernández de Cevallos dijo alguna vez que político que no tenía peluche no era político.

La idea era contraponer a ambos, pero el sorprendido fue otro, pues mientras colocaban el micrófono a César en el foro apareció por un pasillo el también político Óscar Levín Coppel, seguido de cuatro hombres preguntando quién era el actor que daría vida al muñeco. Alzó la mano y en seguida lo rodearon pidiendo ver el guión del personaje. Todas las ideas creadas por los escritores fueron desechadas por Levín, quien antes de irse soltó una advertencia seguida de una palmadita en la mejilla: “Cuida mucho la imagen del licenciado, ¿te queda claro?”

Una vez debajo de la mesa, con la compañera que movía las manos del peluche, César sólo atinó a repetir los movimientos exagerados de del Mazo y a evadir las preguntas de José Ramón, cual político, exaltando la grandeza y las buenas propuestas de su doble real que, decía, eran mejores que las suyas, pero generando al mismo tiempo un humor particular.

Sólo vio las siluetas con pulgares arriba de los cuatro hombres cuando se acabó la entrevista y él, al borde de un infarto, supo que la había librado.

Ahora que puede recordar esa experiencia con humor, César dice en broma que ahora sí le daría el infarto pero aún así, está emocionado —y también preocupado—por el regreso el próximo lunes de 20:00 a 20:10 horas de Los Peluches a Azteca. Se dice preocupado porque no es como en el gobierno de Fox en el que había libertad de expresión; en su opinión, hoy vivimos en un tiempo no de censura sino mesura de la sociedad.

Para el actor Santiago Alonso, quien dará vida al peluche conductor del programa de noticias, Teddy Lanota, no hay mejor opción para hacer crítica política que estos personajes.

“Son la caricatura ideal para comunicar y transmitir; lo que sale de los títeres es muy bien recibido por el público, son un medio muy claro y muy preciso para hacer comedia y crítica social que además tanto nos hace falta de forma inteligente en México y es ahora la propuesta que se está haciendo con Los Peluches”.

Hilda Soriano, productora del programa desde su creación, refirió que para esta etapa la idea fue crear un nuevo universo con personajes nada similares a los anteriores. Ahora son tipo puppet, creados por Furry Puppet Studio en Nueva York y con un costo que puede llegar a los 8 mil dólares.

El programa estará integrado por 14 peluches, de los cuales 11 están listos: los conductores del programa de noticias Teddy Lanota y Zoe Lamasin; los presidentes de los partidos políticos Ale Barriales (Alejandra Barrales), Richy Panaya (Ricardo Anaya) y Prique Reza (Enrique Ochoa Reza). También aparecerán Donaldo Trompudo y Hillary, así como Peina Neto, quien iniciará el programa este lunes con una entrevista. Los únicos personajes que repiten en esta nueva etapa son El Pejítimo (Andrés Manuel), el científico y Chico, que antes era un niño y ahora es un adolescente, WebMatzin.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios