Gilmore Girls, ni feministas ni víctimas | El Universal
20 | OCT | 2019
Lorelai y Rory, quienes atraviesan por un viaje personal que terminará conjuntándolas, mostrarán en la serie una relación más madura e independiente (NETFLIX)

Gilmore Girls, ni feministas ni víctimas

01/11/2016
00:00
Cristina Pineda / Enviada
-A +A
Nueve años después, Alexis Bledel y Lauren Graham vuelven al show, en una época, dicen, en que las mujeres patean traseros

[email protected]

Los Ángeles.— Pasaron nueve años para que las Gilmore Girls se reencontraran con su público. La situación en el mundo ha cambiado desde entonces por lo que Rory (Alexis Bledel) y Lorelai (Lauren Graham) siguen mostrando la cercana relación entre una hija y una madre en la época en el que las mujeres han ganado terreno.

“Entonces tomaron por sentado que el programa era extremadamente feminista”, recordó Lauren. “Era inusual tener a una chica cuya meta era ir a Yale, ser académicamente exitosa, era inusual ver a una madre soltera sin drama, que no estuviera todo el tiempo cansada o se viera victimizada porque ser mamá era solo una parte de su vida como también era ser una amiga, trabajar y manejar las cosas a su propia forma”, explicó la actriz que ahora tiene 49 años.

Ella misma confiesa que por mucho tiempo fue criada por un padre divorciado, lo que también pudo no ser tan común en su adolescencia pero que desde su punto de vista era algo completamente normal.

“Creo que hoy tenemos un poco más de variedad, de mujeres que están allá afuera así que me alegra que se siga sintiendo como algo relevante. Ciertamente había un cierto grado de 'wow'; en verdad tienen estos guiones escritos por mujeres, están nombres de mujeres en el título de la serie. Nosotros dijimos ‘Dios, sabemos que era grande pero no que iba a pasar todo esto’. Fue como de chicas, en verdad están pateando traseros; yo pensaba ‘sí, por supuesto, ¿por qué no tendríamos que hacerlo?’”, argumentó.

Alexis Bledel ahora tiene 35 años y su personaje ya no es más la chica de 16 años que vivía sus primeros amores al tiempo que conquistaba sueños. Para ella no se trata de una historia feminista, sino la oportunidad de mostrar algo único tanto antes como ahora, ya que esa complicidad madre-hija no sucede en todas las familias. Eso sí, tal como Rory lo haría , Bledel se puso nerviosa cuando grabó junto a Michelle Obama, una de las mujeres más influyentes del mundo, un promocional para la iniciativa Let Girls Learn.

“Fui a la Casa Blanca y lo grabamos. Ella me estaba diciendo sobre su viaje, el cual ya ha estado haciendo. Estaba dentro de mi personaje Rory, pero estaba muy nerviosa, así que no ha sido mi mejor actuación. Rory probablemente también hubiera estado nerviosa, ella básicamente le está contando a Michelle Obama todo sobre sus libros favoritos y libros que tal vez les guste a las chicas leer o que tal vez ella quiera leer en su camino para comenzar su iniciativa. Hubiera sido asombroso tenerla en el show”, contó.

Las Gilmore, maduras. Durante cuatro episodios de 90 minutos, disponibles en Netflix a partir del 25 de noviembre, llegarán nuevas historias a Stars Hollow, en Connecticut, por medio de Gilmore Girls: A year in the life. Estas incorporan a la mayor parte del elenco como Scott Patterson (Luke), Melissa McCarthy (Sookie), Milo Ventimiglia (Jess), Jared Padalecki (Dean), Matt Czuchry (Logan), Keiko Agena (Lane), Liza Weil (Paris), Sean Gunn (Kirk), Yanic Truesdale (Michel) y Kelly Bishop (Emily), entre otros, excepto Edward Herrmann (Richard), quien falleció en 2014.

“Lidiamos con ello, es una parte muy importante en la historia. Personalmente fue devastador y permitió entrar de una manera más profunda a nuestras emociones en el show, porque todos los personajes en su propia forma están lidiando con sus pérdidas así que creo que añadió algo más, pero claro que también quita más de lo que positivamente pudo tener. Lo honramos de la mejor forma que pudimos. A él le habría encantado todo esto, le hubiera divertido mucho hacerlo”, dijo Lauren.

Para las actrices retomar el proyecto fue una gran idea de la creadora Amy Sherman-Palladino, aunque en parte sintieron nervios porque ¿qué tal si no se sentía como antes?, lo que inmediatamente descartaron. Aunque no saben si esto será el final, están conformes con el resultado de un show que muestra la manera en que han crecido con una relación que ha cambiado, pues ya no se necesitan de la misma manera y atraviesan por un viaje personal que se conjunta.

“La verdadera personalidad de estos personajes es muy compleja. Si los ves en la pantalla no puedes saber cómo son porque en eso se parecen a las personas en la vida real, tienen muchos matices. Eso es un mérito de los escritores porque no es tan fácil encontrar este tipo de roles en los libretos y me siento afortunada que así sea. La creadora se ha vuelto loca por tener este éxito, creo que la historia le es muy cercana y significa mucho para ella”, apuntó Alexis, que ahora lidia con los problemas de una mujer joven que también se enfrentará con sus tres ex amores, pero confió que las historias románticas están trabajadas de una forma similar a lo que se mostró en el pasado.

Graham no dudó en complementarla, pues le parece asombroso que la lista de cerca de 150 actores se juntaran a este revival.

“Son tantos los amigos y las caras familiares que pudimos ver nuevamente, toneladas de personas, sorpresas divertidas, gente que se apareció y que la situación con Melissa se arreglara, fue como si cada caja que yo personalmente esperaba que entrara en orden para sentir cómo sí esperamos tanto tiempo por una buena razón, porque ahora está todo completo. Se sintió como si estuviera destinado a suceder, el perro que hace a Paul Anka ahora no puede escuchar nada, pero aquí está y sigue vivo. Creo que lo logramos, ya sea que funcione en este formato tan bien como lo hizo antes, ¿quién sabe?”

Misterio. Cuando el guión llegó a sus manos se sorprendieron, pero a la vez buscaron en él lo que por años sus personajes persiguieron: Rory ser una periodista exitosa como Christiane Amanpour (de CNN) con algún logro profesional, y Lorelai como una mujer que intenta encontrar el amor verdadero, con un buen trabajo y que aprecia la vida. Hace años Sherman-Palladino dijo que la serie cerraría con cuatro palabras, pero se alejó del proyecto y al final de la séptima temporada, en 2007, no se cumplió.

“Sería muy bueno que las personas que quieren ver las últimas cuatro palabras primero tuvieran un poco de terapia antes de que el capítulo salga al aire y dejen de perseguir esa inclinación”, señaló la creadora.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios