Calamaro, más que una Licencia para cantar

El músico ofreció los éxitos de su carrera previos a su nuevo álbum
“Bohemio” y “Tuyo siempre” fueron temas que se escucharon (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
05/12/2016
00:10
Notimex
-A +A

El cantautor argentino Andrés Calamaro presentó en el Teatro Metropólitan su Licencia para cantar, aunque demostró que tiene más bien un doctorado arriba de los escenarios.

Como si se tratase de un examen profesional, en esta ocasión no se permitieron sacar celulares, el público debió abstenerse de fotos y videos. A cambio, Andrés ofreció elegancia, sensibilidad e intimidad.

A las 20:14 horas del sábado, sólo bastó con que Calamaro levantara el brazo para que el teatro retumbara en aplausos. “Buenas noches México”, dijo.

De traje negro, camisa color uva y sus tradicionales gafas oscuras sin gran escenografía detrás de él, sólo nueve luces fresnel y un cuarteto de luz robótica, una silla al centro y un trío de colegas y confidentes: piano, contrabajo y percusiones, inició su recital .

“La libertad”, “Bohemio” y “Algo contigo” se escucharon y, como si fuera su última prueba, El Salmón hizo gala de sus dotes de músico con la pandereta y la armónica, con la que llevó el ritmo de “Ok perdón”, “Soy tuyo” y la melódica, que utilizó casi al final.

Parado al lado del piano interpretó “Piedra y camino”. En su tesis no pudo faltar la mención de Los Rodríguez, así que cantó “Siete segundos”.

Continuó con “El día que me quieras” de Carlos Gardel y Alfredo Le Pera, aunque en esta ocasión los arreglos corrieron por su cuenta y no de Terig Tucci, como cuando la melodía vio la luz en 1934.

“Ansia en Plaza Francia”, “¿Quién asó la manteca?”, “Garúa”, “Cacho de Buenos Aires” y “La copa rota” fueron los siguientes temas de la velada.

En su Licencia para cantar, Calamaro también rindió tributo a José Alfredo Jiménez con “Que te vaya bonito”, tras lo cual besó el piso mexicano que provocó una ola de coros: “¡Ooe oe oe, Andrés, Andrés!”.

No pudieron faltar “Los aviones”, “Tuyo siempre”, “El tercio de los sueños”, “Carnaval de Brasil”, “Para no olvidar” y “Estadio Azteca”, que puso a la gente de pie.

“Me habéis cautivado con vuestros cantos”, confesó antes de cantar “Flaca”, “Paloma” y despedirse.

Tras una larga ovación, Calamaro y su trío de músicos desaparecieron del escenario, pero volvieron en menos de un minuto.

Para el bloque final Calamaro cantó “Cuando te conocí”, “Mi enfermedad”, “Media Verónica” y culminó con “Crímenes perfectos”.

“Son un público memorable. Muchas gracias”, dijo el cantautor para despedirse de su público que no dejó de aclamarlo ni un minuto de esa noche.

Por el momento, los temas inéditos de Volumen 11, álbum que estrenó el viernes, tendrán que esperar para escucharse en vivo hasta su siguiente gira. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS