Adiós al Luthier Rabinovich

Daniel Abraham 'Neneco', integrante del grupo cómico argentino Les Luthiers, murió ayer por complicaciones del corazón

Los restos de 'Neneco' fueron velados ayer de forma privada en el barrio porteño de Núñez (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Espectáculos 22/08/2015 02:43 Actualizada 04:22
Guardando favorito...

Buenos Aires.— La muerte de Daniel Rabinovich dejó ayer un hueco irremplazable en las filas del grupo cómico argentino Les Luthiers, dedicados desde hace 48 años a hacer reír en clave de humor al público de los dos lados del Atlántico.

Daniel Abraham Rabinovich Aratuz, alias Neneco, nacido en Buenos Aires en 1943, murió ayer en la capital argentina a consecuencia de un empeoramiento de las complicaciones de salud que arrastraba en los últimos años, según informaron fuentes de prensa del grupo argentino.

Sus restos fueron velados ayer mismo de forma privada en el barrio porteño de Núñez y está previsto que su familia y amigos le den el último adiós hoy por la mañana.

El corazón de Rabinovich había amagado ya con fallarle en 2012 en Uruguay y le había obligado a apartarse intermitentemente de los escenarios, aunque no a perder la sonrisa.

Su delicada salud le había impedido participar en las últimas funciones junto a sus compañeros Carlos López Puccio, Jorge Maronna, Marcos Mundstock y Carlos Núñez Cortés, que actuaban con los ya suplentes Horacio Tato Turano y Martín O’Connor.

Con su fórmula de chistes y música, el grupo cómico argentino de mayor renombre internacional conquistó los escenarios de Latinoamérica y cautivó al público en España, país que consideran como una segunda casa.

Tanto al violín, la guitarra, con su voz o con cualquiera de los instrumentos inventados por Les Luthiers, Rabinovich era un pilar fundamental de los guiones de las obras.

“Vamos a sufrir mucho su pérdida teniendo en cuenta además que era, desde el punto de vista del trabajo, el tipo más gracioso”, expresó ayer su compañero Carlos Núñez Cortés, a la entrada al velatorio.

Rabinovich se encargó, por ejemplo, de presentar a Mastropiero, el ficticio compositor convertido en uno de los personajes más célebres del particular mundo Les Luthiers.

Núñez Cortés le recordó como un compañero “increíble, muy cariñoso y descendiente directo de Cantinflas: “(Les Luthiers) ya no es el quinteto, ahora somos un cuarteto. Deberemos aprender a seguir jugando sin él”, agregó, tras aclarar que, pese a la irreparable pérdida, continuarán en los escenarios como el propio Rabinovich hubiera querido.

De ascendencia moldava, la música estuvo presente en la vida de Rabinovich desde niño, ya que su madre había estudiado piano y su padre, un abogado penalista, tenía el hábito de cantar tangos.

Muy joven comenzó a estudiar violín y guitarra y durante su etapa de educación secundaria formó el grupo folclórico Los Amanecidos.

Tras estudiar derecho en la Universidad de Buenos Aires, los escenarios le alejaron definitivamente de la carrera de notario, a la que parecía destinado cuando obtuvo su título de escribano público en 1969.

Pero fue precisamente el paso por las aulas universitarias lo que le permitió conocer a Gerardo Masana, al ingresar al coro de la facultad de Ingeniería y dar el primer paso hacia la fundación de Les Luthiers, en 1967.

“Daniel Rabinovich, vamos a extrañar tu genialidad y talento. Que descanses en paz. Un abrazo de corazón a su familia y amigos”, expresó en Twitter el diputado radical Ricardo Alfonsín, hijo del expresidente argentino Raúl Alfonsín (1983-1989).

Les Luthiers tenían previsto presentar la próxima semana en la capital de la provincia argentina de Córdoba (centro) la antología Viejos hazmerreíres, dentro de una gira que en noviembre les llevaría a Neuquén (sur de Argentina) y a Montevideo en enero del próximo año. Para octubre, Les Luthiers tienen en agenda visitar España para celebrar sus 48 años. EFE

Temas Relacionados
Les Luthiers
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios