Suscríbete

La fama le llega con "Desierto"

Alondra Hidalgo cuenta cómo cambió su vida tras actuar en la cinta con Gael García

En el doblaje tiene una experiencia larga y ya dirige algunos programas en ese rubro. FOTO: JENNIFER NAVA / EL UNIVERSAL
Espectáculos 02/05/2016 00:54 César Huerta Ortiz Ciudad de México Actualizada 11:57

 Muchos no lo saben, pero la migrante maltratada en la película Desierto (y que acompaña al personaje de  Gael García Bernal), en realidad es una actriz de doblaje cuya voz es de culto para varios.

Durante seis años prestó sus cuerdas vocales para escuchar  en español a Sam, una de las protagonistas de la serie de televisión ICarly y, en otro tiempo, fue Hinata, de la producción animada Naruto.

Aunque como actriz también ha tenido personajes breves en El crimen del cácaro Gumaro y Crónica de castas, desde hace dos semanas se le puede ver en el  rol estelar en la cinta dirigida por  Jonás Cuarón, que ha acumulado ya la cifra de  más de medio millón de espectadores de acuerdo con datos de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica.

“Lo chistoso ahora es que gente que llevaba mil años sin ver, me saludan y digo, ‘ok, está bien, está padre, pero es un hola, buenos días’, y ya”, dice Alondra divertida.

“Cuando hice el casting de Desierto y me dijeron que era con Gael, dije: ‘qué bueno que esté en mi película’, pero por dentro me estaba muriendo”, recuerda entre risas.

Experiencia.  A sus 27 años, Alondra  ya es también una directora de doblaje. Acaba de terminar Grandfathered, recientemente estrenada por tv de paga y ahora mismo trabaja en Beat bugs, en la cual los personajes son unos “bichitos” que  interpretan canciones de los Beatles.

“Por ejemplo uno de ellos dice que no necesita ayuda, entonces usa una catapulta y cae en un frasco con mermelada, es cuando canta “Help!”; es una serie para niños”, detalla.

Pero Desierto es su entrada al cine mayor. Es producida por los hermanos Cuarón, Carlos (Rudo y cursi) y Alfonso (ganador del Oscar por Gravedad); actuando al lado de Marco Pérez (Gloria) y Diego Cataño (Temporada de patos).

Durante seis semanas estuvo en el desierto californiano, sufriendo las inclemencias de altas temperaturas y hasta algún accidente durante el  rodaje de la cinta.

“Cuando filmamos la escena del disparo, estando nosotros (Gael García Bernal y ella) dentro de la  camioneta, se supone que el balazo me pega y se tenía en mente que la bala llegara a un termo lleno de café.

 “El punto fue que cuando lo hicimos, estalló el estopín del termo y un pedacito de pintura me cayó en el ojo y me arañó la córnea un poco, me atendieron sin problema, de regreso iba como si fuera una pirata (risas) y ya en el hospital me atendieron y todo bien”, comenta.

Recuerda que el guión sólo definía a su personaje con nombre.

“Era de acción y hay muy pocos diálogos, entonces llegué con Jonás y le dije que me ayudara  y contestó que yo tenía libertad de crear al personaje como quisiera, sólo debía leer historias de migrantes y ver fotos; vi el documental de Gael (¿Quién es Dayani Cristal?) y me ayudó mucho ver cómo entre él y Jonás platicaban”, abunda Hidalgo.

Alondra continuará su carrera en escenarios y sets con la puesta en escena Un pañuelo el mundo es, que será dirigida por Rodrigo Murray en la segunda mitad del año.

 

Comentarios