Crítico no ve racismo en Oscar, sino modas

Silvestre López Portillo considera que no destacaron actuaciones de afroamericanos

Halle Berry fue la primera en ganar la categoría Mejor Actriz (KEVORK DJANSEZIAN. AP)
Espectáculos 25/01/2016 00:11 Ariel León Actualizada 00:11

[email protected]

Para el crítico cinematográfico Silvestre López Portillo no existe ningún tipo de racismo en la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas por el hecho de no haber nominado este año a ningún actor afroamericano en sus categorías principales.

López Portillo explicó a EL UNIVERSAL que, si bien la Academia nominó a más actores y directores blancos se debe a que éstos fueron los que mejor hicieron su trabajo.

“Me parece una reverenda payasada porque primero la empieza Jada Pinkett-Smith, la presidenta de la Academia es negra, el host de este año es negro... Lo que pasa es que está enojada porque no nominaron a Will Smith (su esposo”.

Silvestre consideró que la actuación de Smith no valía una nominación a la estatuilla dorada, pese haber competido por un premio en la pasada entrega de los Globos de Oro.

“La verdad es que tampoco merecía estar nominado, claro que él es lo mejor de la película, pero no es sobresaliente como para estar nominado. Imagínate que el año que entra los latinos o los asiáticos hacen un boicot porque no hay suficientes de ellos nominados, me parece absurdo”.

Aunque hubo otros histriones que para López Portillo pudieron estar nominados, como Idris Elba (Beast of no nation), el crítico señaló que no hay que olvidar que los Oscar son un asunto político y al igual que otras entregas no siempre premian a lo más sobresaliente.

“En el caso de Idris (Elba) es algo más complejo, de entrada creo que la Academia no lo iba a nominar y menos dar el Oscar por la sencilla razón de que no se van a poner el pie; si nominas a alguien como él con una película hecha por Netflix se corre el riesgo de que tus actores empiecen a migrar a estas nuevas plataformas y esto tampoco le conviene a la Academia”.

A pesar de que a lo largo de las décadas la representación afroamericana no ha sido tan basta, Silvestre cree que Hollywood es así de cambiante, pues a veces está de moda un actor, un país o, en este caso una etnia, lo cual no significa que siempre tengan que estar.

“Cuando Halle Berry ganó el Oscar como Mejor Actriz, también lo ganó Denzel Washington y premiaron a Sidney Poitier, fue el año de los negros. Obama va de salida. Hoy los afroamericanos no están de moda”.

Comentarios