Suscríbete

El miedo no va con Jackman

Espectáculos 08/10/2015 02:44 Ariel León Actualizada 02:44
Guardando favorito...

El actor australiano asegura que el cáncer de piel que padeció no es el más peligroso, pero debe revisarse periódicamente

[email protected]

En su reciente filme Peter Pan Hugh Jackman da vida a Barba negra, el pirata y villano de la historia, quien gobierna el mundo de Nunca Jamás a través del miedo y la represión.

En su visita a México, el actor australiano habló con EL UNIVERSAL y aseguró que además de ser una cinta de acción, la película dirigida por Joe Wright habla de los miedos que todo ser humano tiene y lo que cada uno debe hacer para vencerlos.

Hugh confesó que desde que leyó el primer borrador se identificó con la premisa, pues el guión llegó a sus manos justo después de haber superado el cáncer de piel, enfermedad de la que nunca tuvo miedo pero sí temor de lo que provocaría en cada miembro de su familia.

“No tuve miedo al cáncer de piel, porque tiene la particularidad de que es de los tipos de cáncer que más se pueden prevenir. El médico me dijo que necesito revisarme cada tres meses pero que no tenía que preocuparme mientras no me exponga por largos periodos al sol”, señaló.

Pese a ser uno de los actores de acción más rentables de Hollywood, Jackman no tiene temor en confesar que en su vida siempre ha existido el miedo, de que es normal en el ser humano sentirlo y que él lo ha vivido desde que era pequeño hasta ahora que hace de superhéroe en la pantalla grande.

“Hoy en día soy padre y esposo y eventualmente mis miedos han cambiado, cuando era niño tenía miedo a la oscuridad, a la alturas y otras cosas y ahora todos mis miedos se basan en lo que le suceda a mis seres queridos. Creo que la historia de Peter Pan habla acerca de cómo superar estos miedos y de la búsqueda interior, el encontrarse a uno mismo”, señaló.

Aunque a lo largo de su carrera el actor de 46 años ha dado vida a algunos villanos en teatro, en el cine, Barba negra es apenas el segundo malo al que da vida, después de su interpretar a Vincent en la cinta Chappie.

Con más de 20 años en la industria cinematográfica, Hugh confesó que no se acostumbra a ser considerado sex simbol o que digan que es uno de los grandes actores de Hollywood. “No sé por qué la gente dice cosas positivas de mí, no tengo injerencia en eso, lo único de lo que soy responsable es de hacer mi trabajo lo mejor que pueda”.

Para él la fama es relativa y en su experiencia jamás debe estar guiada por el dinero, pues confesó que las películas que con las que más satisfecho ha estado, irónicamente han sido las menos exitosas en taquilla.

“No tomo al éxito en serio, creo que la verdadera fama está en casa con tu familia y cómo te sientes. El éxito no se mide con lo que generas en taquilla o los millones que tengas en el banco, se mide con qué tan satisfecho estás con lo que haces y ahí sí puedo decir que soy inmensamente exitoso”, dijo.

Guardando favorito...

Comentarios

 

Recomendamos