La tierra de los mejores whiskies

El Castillo de Dunluce no solo es una locación de "Game of Thrones". También apareció en "Las crónicas de Narnia". (Foto iStock)
Destinos 06/11/2016 04:26 Mael Vallejo Actualizada 10:19
Guardando favorito...

Sus paisajes de impacto creados por gigantes mitológicos y castillos medievales son las locaciones de Game of Thrones

Al estilo eduardiano fue construido, durante el siglo XIX, el ayuntamiento de Belfast. (Foto: Cortesía Northern Ireland)

Guardando favorito...
Al estilo eduardiano fue construido, durante el siglo XIX, el ayuntamiento de Belfast. (Foto: Cortesía Northern Ireland)

Grafitis de protesta en Belfast. Irlanda del Norte ahora es un país pacífico. (Foto: iStock)

Guardando favorito...
Grafitis de protesta en Belfast. Irlanda del Norte ahora es un país pacífico. (Foto: iStock)

Bushmills posee la licencia más antigua para producir whiskey. (Foto:Cortesía Darren Kidd/Presseye.comBushmills Distillery)

Guardando favorito...
Bushmills posee la licencia más antigua para producir whiskey. (Foto:Cortesía Darren Kidd/Presseye.comBushmills Distillery)

El templo de Mussenden, a la orilla de un acantilado. (Foto: iStock)

Guardando favorito...
El templo de Mussenden, a la orilla de un acantilado. (Foto: iStock)

Museo dedicado al Titanic. (Foto: Cortesía Northern Ireland Tourist Board)

Guardando favorito...
Museo dedicado al Titanic. (Foto: Cortesía Northern Ireland Tourist Board)

[email protected]

 

BELFAST. — En las casas y comercios del costado derecho de una calle de Belfast ondean las banderas azules del Reino Unido y, en las del izquierdo, las tricolores de Irlanda. Del lado derecho los nombres de las tiendas están en inglés y en el izquierdo en irlandés. La capital de Irlanda del Norte es, en realidad, dos ciudades en una. Lo mismo que todo el país. Y aunque quizá eso podría decirse de cualquier nación, en este territorio es más acertado.

Irlanda del Norte es un diamante en bruto que empieza a renacer. Tras décadas de violencia entre los católicos —que buscaban independizarse de Reino Unido y unirse a la República de Irlanda— y los protestantes —que deseaban permanecer en esa unión de países—, hoy es un país pacífico, con un buen nivel de vida y que empieza a ser reconocido como un destino al cual acudir para pasar unas buenas vacaciones.

Lo mismo tiene paisajes espectaculares que uno de los mejores whiskies del mundo, e incluso un museo dedicado al Titanic. Si eres fan de la serie Game of Thrones, también podrás visitar muchos lugares de filmación e incluso tomar clases de arco o conocer a los perros/lobos que acompañan a los protagonistas.

Estos son algunos de los sitios que vale la pena visitar si estás planeando un viaje fuera de lo común en donde la historia se mezcla con la fiesta y las maravillas naturales.

Ruta costera

Acantilados y castillos medievales, deportes acuáticos y rutas que —dicen— construyeron gigantes hace miles de años es lo que se puede encontrar en esta zona.

La ruta costera de la Calzada, entre las ciudades de Belfast y Derry~Londonderry, es una mezcla de impresionantes acantilados, arroyos de montaña y cataratas que te hacen pensar que estás en otro siglo. Lo que encuentras y sientes al caminarla es incredulidad ante un paisaje tan distinto al que estamos acostumbrados y, después, una intensa paz interior.

La ruta costera arranca en Belfast y, tras algunos minutos te lleva al sendero del acantilado de los Gobbins, a través de los hermosos Glens de Antrim y hasta la famosa Calzada del Gigante.

Cada una de estas zonas tiene sus particularidades y todas te dejarán pensando en volver. El sendero de los Gobbins es una maravilla de la época eduardiana y en Antrim está el castillo de Carrickfergus, que data del siglo XII, y es uno de los más antiguos del país. Un poco más adelante está el templo de Mussenden, que se levanta sobre el borde de un acantilado y desde donde puede observarse la playa de Downhill.

Downhill abarca casi 10 kilómetros y en ella se pueden esquiar, navegar un velero y observar, desde un ángulo inmejorable, tres condados centenario: Donegal, Antrim y Derry~Londonderry.

 

Si esto no ha sido suficiente, imagina 40 mil columnas de basalto que emergen del océano. Este camino lleno de columnas fue construido por gigantes, según una leyenda, y bien podría serlo: estas columnas perfectamente hexagonales y pegadas unas a otras, desafían las olas y los vientos. Estar ahí te hace creer que puedes volar.

Bushmills

Es el paraíso para cualquier amante del whiskey. Y también para quien no lo es, porque después de conocer el poblado, seguro te enamorarás del espirituoso que produce su destilería homónima, la base del lugar, que data de 1608.

The Bushmills Inn es un hotel pequeño y acogedor, donde se cena delicioso. Tiene un bar con buenas pintas, una atmósfera que te invita a quedarte horas y, claro, excelentes whiskies.

Durante el recorrido por la destilería de Bushmills, explican cómo se selecciona la malta, muestran los enormes alambiques y te presentan al encargado de crear los barriles donde madura el alcohol hasta convertirse en lo que es.

Es una experiencia única que te hará replantearte la forma en la que bebes whiskey.

www.bushmills.com/distillery

Belfast

Belfast, a una hora y 15 minutos por avión desde Londres, es una ciudad que empieza a conocerse a sí misma. Hasta hace un par de décadas los conflictos entre cristianos —quienes abogan por unirse a la República de Irlanda— y protestantes —que quieren permanecer como parte del Reino Unido— la hacían un sitio peligroso. También lo era el terrorismo del Ejército Republicano Irlandés, que apoyaba la separación.

 

Tras centenares de muertos, una de las últimas guerras civiles del siglo XX llegó a su fin en 2005. En la parte residencial aún existen dos zonas divididas por un enorme muro: una para los católicos y otra para los protestantes. Aunque ya no hay conflictos y es una urbe muy segura, estas divisiones aún permanecen y le dan un toque muy particular: no hay muchas ciudades en el mundo que en realidad sean dos en una, con dos idiomas e ideologías tan distintas y que a la vez convivan de esta forma tan pacífica.

Si lo tuyo no es la geopolítica y prefieres un atractivo más cultural, debes conocer el museo dedicado al Titanic, el Titanic Belfast. Este enorme crucero se construyó aquí y el recinto cuenta toda su historia. ¿Sabías que había un mexicano a bordo del transatlántico? De esa y de otras anécdotas podrás enterarte. titanicbelfast.com

 

Y si buscas vida nocturna, también es un gran lugar para ello, con decenas de bares llenos de buen whiskey y buen ambiente, además de transporte seguro y económico (comparado con el resto de Reino Unido).

Belfast también comienza a ganar terreno a nivel gastronómico entre las ciudades europeas. Vale la pena ir a un par de restaurantes y entender el por qué de este boom.

De la tv a la vida real

El invierno está cerca. Si eres fan de “Game of Thrones”, la serie de HBO que ha revolucionado la televisión, te encantará saber que Irlanda del Norte es uno de los países en los que se filma. Por esa razón muchos de los paisajes y lugares que aparecen en ella te serán familiares.

Para poder conocer más dónde y cómo visitar estos lugares, te recomendamos entrar a estas páginas: www.gameofthrones-winterfelltours.com y www.ireland.com

Puedes ir a Winterfell, el campamento de Robb Stark, el castillo de Walder Frey, la tierra de Brienne… y muchos otros sitios que te harán sentir dentro de “Game of Thrones”.

Además, podrás practicar tiro con arco, conocer a los direwolves (lobos) de la familia Stark e incluso disfrazarte como ellos.

Y si no has visto la serie… pues deberías empezar a verla ya.

 

GUÍA DEL VIAJERO

Quién te lleva

United Airlines tiene vuelos a Belfast desde la Ciudad de México, con conexión a

Newark. Otra opción es volar con la aerolínea British Airways.

 

Dónde dormir

En Bushmills. Bushmills Inn (www.bushmillsinn.com). Un lugar acogedor, cerca de la destilería, con un bar perfecto para catar whiskies irlandeses de todo tipo y difíciles de encontrar en otro lado. Es la mejor opción si eres un amante del whiskey.

 

En Belfast. The Merchant Hotel. Está cerca de la zona de bares y de los sitios turísticos. Si no te hospedas ahí, al menos ve a conocer el restaurante: la decoración y la comida son espectaculares. Es caro para no ser un hotel de lujo, pero la ubicación y el servicio valen mucho la pena.

Recorridos

Si tienes ganas de conocer Belfast en bicicleta y sus bares, contacta a We toast tours (www.weetoasttours.com). Subes a un tándem en donde caben hasta ocho amigos, y mientras todos pedalean y beben cerveza, van conociendo las calles de la ciudad y algunos bares. No te preocupes porque el conductor lo asignan ellos, así que puedes beber a gusto.

El souvenir

Busca ediciones especiales de whiskey en las destilerías. En Bushmills puedes comprar una edición de 16 años que sólo encuentras ahí e incluso puedes grabarle tu nombre.

¿Caro o barato?

La moneda es la libra británica, por lo cual no es barato, pero si lo comparas con

Inglaterra es muchísimo más accesible. Una comida puede costar 12 libras, lo cual nunca podrías lograr en Londres. Digamos que es el hermano barato de Inglaterra.

Tragos

Puedes encontrar whiskey de todas clases: un trago desde seis libras y hasta botellas especiales por casi 25 libras. También prueba las cervezas locales: una pinta cuesta aproximadamente cinco libras. Nuestra favorita fue la Whitewater.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios