Una probadita de alta velocidad

NASCAR reaparece con dos carreras de exibición: en la primera gana Homero Richards, la segunda, Rogelio López
Rogelio López consiguió su triunfo 25, en la doble cartelera de los V8 de la NASCAR Peak Series México (EFE ERRE DE)
05/12/2016
00:36
RODOLFO GAYTÁN ROMERO
-A +A

[email protected]

El ronronear de motores en el autódromo capitalino es música para los aficionados al deporte motor. Los stock cars con 400 caballos de fuerza desbocan con una largada lanzada, al más puro estilo de la NASCAR, en sentido contrario a las manecillas del reloj.

Ahí viene la “manada”. ¡Verde, verde, verde! El sonido de las 25 unidades en pista se convierte en estruendo. Rafa Martínez en punta. Lo siguen Homero Richards y Santiago Tovar. El graderío a reventar no acaba de ver la cola de la fila india, cuando ya voltea para ver a los punteros, dado que la velocidad es extrema.

Apenas nueve vueltas cuando surge el primer incidente: Jorge Contreras sufre un fuerte contacto que lo deja fuera de competencia.

Sólo un giro después de la rearrancada, Richards se mete a la succión de Martínez, aprovecha la inercia del peralte y con osada conducción hace el rebase para ya no soltar el primer lugar. Acelera a fondo y conduce en solitario para hacerse de la bandera a cuadros. Rafa se conforma con el segundo puesto y Jorge Goeters completa el podio.

El público aclama a los héroes de la velocidad.

Se hace un intermedio para homenajear a Daniel Suárez, flamante campeón de la serie NASCAR Xfinity, en Estados Unidos.

Otras actividades amenizan, como camionetas en dos ruedas, malabares de motociclistas, drifting: autos que se deslizan como en Rápido y Furioso y, por último, los monstruos del asfalto: tractocamiones, que emocionan hasta que a uno se le revienta una banda.

Segunda carrera. El público ansía más adrenalina. Son las 14:00 horas. Arrancan formados desde pits.

Para darle variedad, se invierte el orden de los competidores: Luis Felipe Montaño, que terminó décimo en la otra carrera, parte primero, mientras que Richards lo hace en 10, Martínez en 9 y Goeters en 8.

En el afán de protagonismo, hay muchos incidentes. Homero Richards tiene fuerte choque, por lo que abandona en la vuelta 20.

Diez giros después, Rogelio Marbán tiene un contacto con Montaño, quien ve finalizadas sus aspiraciones. Otros tienen oportunidad. La gloria es para Rogelio López, Abraham Calderón y Alex González.

—¿Son carreras de exhibición?

—Es correcto.

—¿Entonces qué pasará cuando sean genuinas?

—Emociones mil.

Mantente al día con el boletín de El Universal