23 | MAR | 2019
Aficionados de Nueva Inglaterra muestran su apoyo al cuestionado quarterback de los Patriots, tras el polémico caso de los balones desinflados en el duelo final por el título de la AFC ante Indianapolis (WINSLOW TOWNSON. AP)

Patriots bajo lupa

10/09/2015
01:27
Al Manzanero
-A +A
El conjunto de Nueva Inglaterra comienza la defensa de su título aún metido en la polémica por el ‘Deflategate’ y el ‘perdón’ a Tom Brady, quien había sido suspendido 4 juegos

[email protected]

En medio de un ambiente enrarecido por polémicas fuera de la cancha, los Patriots de Nueva Inglaterra comenzarán la defensa de un campeonato que lograron en idénticas condiciones, cuando reciban a los Steelers de Pittsburgh en el partido inaugural de la temporada de la NFL, esta noche.

Previo al Super Bowl XLIX en el que vencieron a Seattle, la NFL anunció una investigación por el caso “Defletagate”, que involucraba a los Patriots como responsables del uso de balones con presión menor a la reglamentaria en la final de la AFC ante los Colts de Indianapolis. Un reporte independiente del abogado Ted Wells encontró evidencias suficientes, para el comisionado Roger Goodell, quien emitió unsa sanción de cuatro juegos a Tom Brady, además de una multa al equipo.

Brady apeló, en un largo proceso que terminó apenas la semana pasada, cuando el juez federal Richard Berman levantó la sanción, permitiendo a Brady abrir el partido de hoy.

“Es tiempo de hacer mi trabajo”, dijo Brady el pasado domingo, “todo lo que pasó en los siete meses previos, realmente no era mi trabajo”, señaló.

El problema es que un par de días después, la cadena ESPN dio a conocer un reportaje en el que implica que los Patriots han cometido trampas desde el año 2000. En el reportaje, donde dos periodistas afirman haber hecho más de 90 entrevistas, se habla de que Nueva Inglaterra realizó grabaciones ilegales de las señales y jugadas de otros equipos, entre otras cosas.

Brady no ha hablado sobre el tema y seguramente no lo hará hasta que termine el partido de esta noche, uno en el que por primera vez, no estará presente el comisionado Goodell, quien dijo que se ausentará para evitar más polémicas y permitir que lo importante sea lo que ocurra sobre la cancha.

Brady y sus Patriots salen como ligeros favoritos sobre Pittsburgh, que ha caído en sus últimas tres visitas al Gillete Stadium por una diferencia promedio de 20 puntos, incluida una paliza de 55-31 hace un par de años.

“Es un ambiente hóstil, porque la afición realmente ama a su equipo”, dijo el ala defensiva de Pittsburgh, Cam Heyward. “Pero queremos ser capaces de salir en gira a ganar partidos como ese, así que realmente es una gran prueba para este equipo”.

Brady tiene marca de 5-2 en temporada regular ante Pittsburgh, incluyendo un 3-0 en el Gillette Stadium y les ha pasado para 18 touchdowns con apenas tres intercepciones para un rating de 109.7, su tercera mejor marca ante cualquier oponente.

“Hemos tenido muy buenos días en el pasado, pero si queremos sacar un triunfo el jueves tenemos que estar en el mejor nivel posible”, afirmó Brady, quien ha encajado al menos 30 puntos en cada una de las visitas de los Steelers a Foxborough.

Nueva Inglaterra ha promediado 458 yardas por encuentro.

En esta ocasión, Brady se enfrentará a una defensa que está lista para reaccionar, luego de una irregular pretemporada en la que cedió varias jugadas grandes y muchas yardas.

En favor de Pittsburgh, sus 11 titulares nunca estuvieron en el campo al mismo tiempo, pero la defensa promedió 353 yardas por encuentro y el equipo tuvo marca de 1-4 en la pasada pretemporada.

“No vamos a decir que este es más importante que otro juego”, dijo Heyward. “Es el primero y queremos que todo salga bien”.

Los Patriots esperan lo mismo, dentro y fuera de la cancha. Agencias

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios