21 | MAR | 2019
El volante derecho del Rebaño, Isaac Brizuela, es una de las armas de Almeyda para hacer daño a los auriazules (SANDRA BAUTISTA. IMAGO7)

Oportunidad para romper la maldición

07/01/2017
00:31
Christian Mendoza
-A +A
Pumas sumaría 35 años de no ganar a Chivas de visita, por lo que Olalde indica que debe iniciar con el pie derecho

[email protected]

De no ganar esta noche, los Pumas estarían firmando 35 años “malditos” de no sumar de a tres puntos en casa del Rebaño Sagrado. 

La última vez que los auriazules ganaron en su visita a las Chivas fue un 7 de febrero de 1982, cuando el balompié nacional se jugaba con el formato de torneo largo y el presidente de la República Mexicana era José López Portillo.

Desde aquel triunfo de los capitalinos en suelo tapatío, con gol de chilena de Manuel Negrete para la victoria 1-0, los Pumas han vivido experimentado de todo.

Mientras que Chivas se coronó en tres ocasiones, el Club Universidad logró cinco títulos más de liga, para sumarlos a los conseguidos en 1976-77 y 1980-81. Siendo los del bicampeonato en el 2004, bajo la batuta de Hugo Sánchez, los más significativos de la nueva era puma.

De igual modo, Pumas se hizo notar en el plano internacional con una simbólica victoria de 1-0 en su visita a los Galácticos del Real Madrid, por el trofeo Santiago Bernabéu, en 2004.

A las vitrinas de Ciudad Universitaria también llegaron dos títulos y un subcampeonato en la Liga de Campeones Concacaf en 1982, 1989 y 2005, respectivamente; y los subcampeonatos de las copas Interamericana de 1990 y la Sudamericana del 2005.

Recientemente, en mayo del 2016, los de la UNAM sellaban en los cuartos de final su mejor participación de Copa Libertadores.

De igual modo, los auriazules han pasado tragos amargos. En 2006 enfrentaron una severa crisis de resultados que los dejó navegando en los últimos puestos de la porcentual.

Después se pondrían al corriente con sus últimos dos títulos de liga bajo las riendas de Ricardo “Tuca” Ferretti y Guillermo Vázquez, en el Clausura 2009 y Clausura 2011, respectivamente. Así el rugir en poco más de tres décadas.

Los números. Pero de febrero de 1982 a la fecha, Chivas ostenta 38 partidos sin perder como local ante los Pumas, de los cuales 16 han sido triunfos, 22 empates y 12 con roscas.

Al respecto, el ex delantero Jesús Olalde opina que la maldición universitaria no debe pesar y que su premisa desde la jornada 1 del Clausura 2017 debe ser la octava estrella.

“Deben llegar de buena manera porque tuvieron tiempo para trabajar, planificar y corregir los errores del torneo anterior. Pensando que el primer rival es Chivas, deben pensar que no será un partido fácil, pero sí buscar el triunfo con toda confianza e iniciar el torneo con el pie derecho, peleando para estar en Liguilla y buscar ese otro título”, dijo para EL UNIVERSAL el ex jugador del cuadro del Pedregal.

En el balance goleador, el dominio rojiblanco es notable con 50 tantos, a diferencia de los 20 auriazules, quienes apenas han marcado tres veces en sus últimos 10 choques.

Y el peor marcador para Universidad se dio en dos ocasiones, ambas con goliza de 4-0.

De frente a esta urgencia, el “Mudo” Olalde no es optimista.

“Pumas debe trabajar mucho más, ver los elementos de arriba y ver sus oportunidades de gol. Tienen que trabajar más, ver la manera de hacer daño y ver esa definición para que, frente a la portería, sean más certeros”, atiza el último campeón de goleo de la cantera.

Finalmente, Olalde Ortiz echa palmas a lo que será el segundo ciclo de Francisco Palencia como DT.

“Paco ha aprendido mucho, el torneo anterior le dejó muchas cosas buenas, en lo que se equivocó estoy seguro que ya lo analizó. Las cosas no se hicieron mal [en el Apertura 2016], le irá bien”, vaticina.

Pumas inicia hoy un nuevo torneo y una nueva oportunidad de acabar con la paternidad de Chivas.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios