Sin lugar para probar suerte; metas a largo plazo

07/12/2016
00:36
Christian Mendoza
-A +A

Lo que menos pide es paciencia. Seguro de su estilo y de sus credenciales, Francisco Jémez agarra oficialmente las riendas de un alicaído Cruz Azul que sumó en el Apertura 2017 su quinto torneo consecutivo de no disputar una Liguilla.

“Estamos encantados de estar en México, recibimos un buen trato y soy una persona que necesita sentirse así para trabajar, todo fluye, expresó un Jémez convencido por la exigencia en lugar de la paciencia que la directiva le pueda brindar.

El estratega español, presentado oficialmente ayer en el Centro de Alto Rendimiento de la Federación Mexicana de Futbol, instalaciones donde La Máquina hace su pretemporada, también refirió a que sus objetivos son a largo plazo. No hay lugar para probar suerte.

“No vengo aquí a estar de paso, no sé lo que va a pasar porque no soy adivino, pero vengo aquí por todo, no sé hasta dónde podré llegar pero soy gente ambiciosa, quiero lo que otras personas no han podido lograr”, advirtió el timonel que por primera vez dirigirá fuera de su país.

Jémez, de 46 años y originario de Las Palmas de Gran Canaria, ha estado al mando de equipos españoles como el Córdoba, el Cartagena, Unión Deportiva Las Palmas, Rayo Vallecano (donde coincidió con el mexicano Javier Aquino), y el Granada (con el también tricolor Guillermo Ochoa), ha llenado sin duda el ojo de la cúpula cruzazulina, de acuerdo con el director deportivo Eduardo de la Torre.

“Que un técnico tenga títulos no te garantiza nada, no es garantía. Muchas veces es más meritorio, más que un título, colocar a un equipo inferior en cierta posición. Estamos pensando en todo lo positivo con este técnico, no pensamos en escenarios fatalistas”, resaltó.