08 | DIC | 2019

You are here

Pasión enjoyada

03/07/2015
17:57
Cristian Arciniega
-A +A
Una joya no sólo adorna, también comunica. Bajo esta postura, el diseñador Mauricio Serrano transforma las emociones y los sentimientos en expresivas alhajas

Si bien las prendas que llevamos descubren rasgos de nuestra identidad, hay elementos del atuendo que resultan aún más reveladores: los accesorios. “Contrario a la ropa, cuya función primordial es la de protegernos, los complementos no cubren una necesidad básica. Por ello, éstos se convierten en una forma de expresión para las personas”, apunta el creador Mauricio Serrano.
 
Dentro de esta categoría, las joyas resultan buenos aliados para las mujeres y los hombres (sí, ellos cada vez se sienten más atraídos por estas piezas) en el ejercicio cotidiano de expresar su individualidad y dar un toque personal a su atuendo. “La joyería es un sello que permite dar muestras de identidad y buen gusto”, señala el mexicano, quien cuenta con dos décadas de experiencia en este campo.
 
Estas piezas, asimismo, guardan  historias, vivencias y recuerdos, por lo que en muchas ocasiones su precio es superado por el valor emocional que las personas le otorgan, debido a la carga de afecto y vivencias  que contienen. Por tal motivo, estos accesorios suelen ser heredados de una generación a otra.
 
Historias atesoradas. A  Serrano las joyas le traen  buenos recuerdos. Fue a la edad de 15 años cuando tuvo su primer encargo, por parte de una de sus profesoras de preparatoria. Desde ese momento supo que el diseño se convertiría en la piedra angular de su carrera, ya que por consejo de sus padres, ser un afamado DJ dejó de figurar en su futuro. ¡Gracias, señores!
 
Aun con sus objetivos claros, decidió cursar la carrera de  Ingeniería Industrial y de Sistemas, para más tarde matricularse en el Instituto de Gemología de Estados Unidos, donde realizó estudios sobre cómo identificar gemas y piedras, comprender los mecanismos de un reloj, además de un curso sobre marketing. 
 
En 1992 comenzó las operaciones de su empresa y, dos años más tarde, estableció su marca homónima, que desde un principio se especializó en el diseño de joyas y en el trabajo con plata, un metal que lo identifica en el campo de la moda nacional. “Las bondades de la plata son muchas; es inspiración y también guía. Su brillo, versatilidad y carácter moderno da la posibilidad de combinarla con otros materiales, como la piel, la madera o los diamantes”, comparte.
 
A dos décadas de haber arrancado con este proyecto, Serrano ha complementado su propuesta con cinturones, carteras, bolsos y pañuelos, los cuales pueden encontrarse en casi 300 puntos de venta. Además de su propio showroom, la marca está presente en Liverpool y Saks Fifth Avenue, así como en su tienda en línea.
 
Radiografía estilística. Las piezas de este mexicano se distinguen por un carácter urbano y moderno, además de un factor sorpresa. Sea por su forma, tamaño o mezcla de materiales, sus creaciones persiguen el objetivo de saltar a la vista. “Si la joya no se ve, no es Mauricio Serrano”, es el lema que define su propuesta.
 
El diseñador cuenta con una línea para mujeres y otra para hombres, que si bien reflejan su estética, cada una posee rasgos particulares. “En la colección femenina suelo mostrar más un lado suave y romántico, mientras que en las piezas masculinas apuesto por la fuerza y el poder, para remarcar así la personalidad”, afirma.
 
Su antología 2015, titulada Silencio, está inspirada en la armonía y el equilibrio interior, y se divide en distintas sublíneas. El concepto Urbania, por ejemplo, alude al pavimento y a las coladeras del sistema de drenaje urbano, el cual se materializa en joyas con una profusión de líneas y texturas. Cielo estrellado, dirigido a ellas, recrea la magia de la noche a través de piezas circulares con destellos imposibles de ignorar. 
 
La propuesta femenina destaca por sus formas llamativas, que se evidencian mediante anillos, brazaletes, collares, dijes y pendientes. Además de la tradicional plata, Serrano trabaja con piedras, perlas y oro. Aun cuando hay diseños que sirven bien para aderezar un atuendo, la mayoría de las alhajas descubren su protagonismo y demandan ser el centro de atención en el outfit.
 
Para ellos, el mexicano apuesta por la combinación de plata con materiales como la piel y las cuentas de color negro. Las cadenas, los dijes, las pulseras y los anillos revelan un aire citadino, actual y masculino. “Como hombre, entiendo que si una joya no es funcional, simplemente la desecharé; por ello, me enfoco en desarrollar piezas que sean versátiles y que le demuestren a ellos que estamos en el mismo canal”, apunta.
 
A través de sus diseños, Mauricio Serrano logra efectuar un intercambio de vivencias, emociones y sentimientos con las personas. Sus creaciones son el resultado de sus viajes, de su acontecer diario y un reflejo de su interior, tanto de su forma de pensar y ver las cosas como de su estado anímico. Es por ello que si quieren conocerlo mejor, basta con echar un vistazo a sus joyas. 
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios