1

Las faltas éticas obligan a reflexionar sobre reforma

26/08/2015
|
02:56
|
Gerardo Martínez
En 2008, funcionarios de El Colegio de la Frontera Norte fueron alertados de plagios cometidos por Cuauhtémoc Calderón, quien desde 2014 evalúa a sus pares en esta institución y en el Sistema Nacional de Investigadores (ESPECIAL)

Las faltas éticas obligan a reflexionar sobre reforma

26/08/2015
02:56
Gerardo Martínez
-A +A

[email protected]

Este nuevo caso de plagio académico se suma al de los ex profesores Rodrigo Núñez Arancibia, Juan Pascual Gay y Boris berenzon, los dos primeros expulsados del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) luego de comprobarse que incurrieron en reiterados plagios para obtener beneficios como miembros de este sistema, mientras que el último fue destituído de su puesto como catedrático de la UNAM.

Esta decisión del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) fue precedida de la destitución como profesores investigadores por parte de la Universidad Michoacana y El Colegio de San Luis, respectivamente. Además, en un hecho sin precedentes, El Colegio de México (El Colmex) retiró a Núñez Aranciabia el grado de doctor en Sociología al comprobar que la tesis con que obtuvo este título en 2004 fue producto de un plagio.

A raíz de estos dos casos, un grupo de 22 académicos de distintas universidades del país difundió el pasado 27 de julio una serie de propuestas sobre los mecanismos de prevención y sanción del plagio académico, entre las que destaca la suscripción de un Acuerdo Nacional para el establecimiento de una política de tolerancia cero frente a este tipo de faltas éticas.

“Esta política debe incluir un compromiso a corto plazo por parte de todas las instituciones participantes en el Acuerdo para adecuar su normativa interna a fin de establecer instancias y procedimientos disciplinarios para la detección y, en su caso, sanción a los estudiantes de todos los niveles y a los profesores e investigadores que incurran en esta práctica”, se leyó en su posicionamiento en el que exigieron una participación de la SEP, el CONACyT y la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES).

Otras propuestas se centraron en que las instituciones de educación superior pongan en línea todas las tesis de grado, que el SNI ponga en línea los currículum vitae de sus 23 mil 300 investigadores, y el apoyo a los comités académicos de posgrados del país para la adquisicón de software para la detección de plagios.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios