Reina Sofía repasa a Ulises Carrión

La retrospectiva "Querido lector. No lea" muestra 350 piezas que el artista multidisciplinario hizo en toda su carrera

Una vez culminada su estancia en Madrid, las piezas de Carrión viajarán a México para alojarse en el Museo Jumex. (FOTO: EFE)
Cultura 14/03/2016 12:43 Notimex Madrid Actualizada 12:43

El Museo Reina Sofía de Madrid presentó hoy la exposición retrospectiva “Querido lector. No lea”, dedicada al artista mexicano Ulises Carrión, que abarca detalles de una obra diversa y poco conocida en la actualidad.

La muestra dirigida por el británico Guy Schraenen reúne 350 piezas, desde libros, revistas, performance, collages, videos, carteles, fotografías, y otros, que se podrán visitar hasta el próximo 10 de octubre.

Tras su paso por Madrid, la retrospectiva irá a la capital mexicana para exhibirse en el Museo Jumex, de febrero a mayo de 2017.

Carrión (San Andrés Tuxtla, Veracruz, 1941-Amsterdam, 1989) fue en sus inicios escritor y publicó libros de cuentos, posteriormente su trabajo con la poesía de vanguardia para pasar al arte contemporáneo y la creación de libros en que lo importante no era el texto.

Después de varios años de estudiar en países europeos, en 1972 se instaló en Amsterdam, donde dirigió la librería-galería “Other books and so” entre 1975 y 1979, de la que surge gran parte de la obra que se exhibe en esta muestra.

El director del Museo Reina Sofía, Manuel Borja–Villel, comentó que la exposición permite conocer como Carrión era un poeta que en su paso por el arte no se ajustaba a formatos tradicionales ni trayectorias lineales.

“Era un anarquista del arte que generaba sus propias prácticas, cuestiona las disciplinas tradicionales y el arte conceptual”, explicó.

Destacó su trabajo con lo que llamaba “Bookworks” en que lo importante era la materia, la función que cumplía cada página en una estructura, sus formas y cómo es parte de una estructura.

Por ello, en la exposición se le da importancia al manifiesto “El nuevo arte de hacer libros” (1975).

Schraenen, quien trabajó con él en los años 70 en Amsterdam, resaltó que el trabajo de Carrión era muy independiente, y en esta exposición se entiende por qué era un artista “libre de las presiones del mercado del arte”.

Aclaró que no pertenecían a un movimiento contrario a las instituciones ni el mercado del arte, “pero se buscaba hacer cosas que funcionen de otro modo, y se ve cómo ese arte que era marginal es la raíz del arte de hoy en día”.

La exposición incluye un espacio dedicado al trabajo que Carrión realizó con Lilia Prado, “Expediente LPS”, en que recrea un homenaje en un festival de cine al que está invitada la actriz a partir del cartel, la fotografía y el video.

Además, la muestra incluye material y piezas del trabajo del mexicano como comisario, editor, distribuidor, conferenciante, archivero, teórico del arte, promotor cultural y escritor.

 

rqm

Comentarios