Lo cotidiano de la muerte, en la obra 'De tripas, corazón'

La puesta en escena explora la violencia desde el humor mexicano

La obra ganó el Premio Nacional de Dramaturgia Joven Gerardo Mancebo del Castillo 2015 (CORTESÍA CENTRO CULTURAL HELÉNICO)
Cultura 27/08/2016 00:27 Alida Piñón Actualizada 00:27

[email protected]

La dramaturga Anaid Varela, originaria de Torreón, Coahuila, visitó una morgue y descubrió que el trabajo de los forenses se acumulaba en las planchas, los cuerpos se multiplicaban. Ante la muerte y el horror no queda más que hacer de tripas corazón. Así nació su primera obra de teatro, con la que ganó el Premio Nacional de Dramaturgia Joven Gerardo Mancebo del Castillo 2015.

De tripas, corazón se estrenó ayer en el Foro La Gruta, bajo la dirección de Mariana Hartasánchez Frenk, protagonizada por Emmanuel Márquez, Sergio Bátiz, Francisco Bahena y Thania Luna.

Se trata de una irreverente historia que habla sobre los mexicanos desencantados y escépticos que deambulamos como muertos vivientes en medio de un país que aparentemente no tiene remedio.

“Un amigo mío trabajaba en la morgue y me invitó a conocer su trabajo. Entendí algo más sobre la violencia. ¿Quién es víctima y quién es victimario?, ¿qué es ser inocente o culpable? En la muerte ya no existe lo bueno o lo malo, se desdibuja y sólo queda una humanidad poética, muchas imágenes crudas que al mismo tiempo son capaces de dar esperanza. En la muerte todos somos iguales y algo queda de luz”, dice la autora.

Varela añade que, en la morgue, la muerte y la violencia forman parte de la cotidianidad.

“Los forenses, los policías, los militares ven la muerte de otra manera. En la morgue, la muerte se desnuda y ya no tiene la solemnidad que los demás le damos, de todo esto se trata De tripas, corazón. Hay personajes muy contentos con sus vidas, otros están al borde del pánico. En medio de ambos extremos hay algo que pretendo revelarle a los espectadores. Yo quería escribir una historia para las personas que viven en la violencia, no deseaba hacerlos sentir peor de lo que se sienten, sino animarles el espíritu. Es lo que intento con esta obra, desde el humor norteño”, dice.

Y agrega: “Mi amigo me contó que hubo un tiempo en que llegaban tantos cuerpos que ya no les daba tiempo de acomodarlos, así que ponían los cerebros en el estómago. Hacen del cerebro tripas, y de tripas, corazón; es una imagen muy fuerte”.

La obra, que es una producción del Centro Cultural Helénico, se presenta todos los viernes a las 20:30 horas hasta el 11 de noviembre.

Temas Relacionados
De tripas corazon

Comentarios