Viqueira presenta su “mole escénico”

La obra "Desvenar" utiliza la fuerza de lo sonoro con distintos acentos y formas de expresión oral que existen en México

En escena, Richard Viqueira y Valentina Garibay comen chiles con la finalidad de dar fuerza a sus interpretaciones (CORTESÍA CENART)
Cultura 14/08/2015 02:45 José Pablo Espíndola / Clínica de periodismo Actualizada 02:46
Guardando favorito...

Clínica de periodismo

El actor y dramaturgo Richard Viqueira presenta Desvenar, una obra llena de humor que aborda el tema del chile en nuestra sociedad desde distintos puntos de vista: el culinario, el alburero, el histórico, el mitológico, el botánico, el patriótico y el social.

Para poder realizar esta obra, Viqueira tuvo que emprender una exhaustiva investigación documental sobre el chile, curiosamente, no encontró mucho material que abordara el tema como él pensaba. “Ni Octavio Paz ni Carlos Monsiváis ni López Velarde escribieron sobre él. No lo hicieron porque quizás todos los mexicanos estamos comiéndolo. Es el eje de nuestra cocina y de nuestro pensamiento. La marca idiosincrásica más antigua en nuestra lengua hablada y de degustación”.

Una de las primeras referencias que encontró fue prehispánica, “los aztecas agarraban prisioneros, los mataban y los cocinaban en pozole. Entonces decían que en realidad, el chile, funcionaba para anular el sabor de la carne humana porque es muy fuerte”.

Esta investigación llevó al dramaturgo a concluir que los mexicanos somos “una cultura ardida, bárbara. Cuantas veces dice la gente, refiriéndose al chile, pica pero me lo voy a acabar. Eso es una actitud mexicana de lucha”.

Para Viqueira es fundamental entender al chile como una pieza clave del mexicano. “El chile nos da una identidad como mexicanos fuera y dentro del país. Es un fruto para una raza guerrera, de normalistas, de fotoperiodistas, de luchadores sociales”.

El montaje protagonizado por Valentina Garibay, Ángel Luna y Richard Viqueira busca enfocar su fuerza en el aspecto sonoro, a diferencia de otros trabajos de Viqueira que apelan más al trabajo físico de los intérpretes.

Los actores traen a escena los distintos acentos y formas de expresión oral que existen en toda la República Mexicana a través de los merolicos, vendedores ambulantes y personajes icónicos del folclor nacional.

La Adelita, el Pachuco y el Cholo: mitos de nuestra mexicanidad son los personajes de Desvenar. Para Viqueira, “el Pachuco representa al que quiere regresar a México, que muere de ganas de comer chile, de que le hagan sus enchiladas y sus chilaquiles; el Cholo, que es deportado, pero que siempre quiere volver a Estados Unidos, primero porque le caga todo lo mexicano, porque es alérgico a lo picante. Él quiere ganar en dólares que anda en $17; y la Adelita, que es el personaje más valiente. Están los que se van, los que regresan y los que permanecen y ella habla de nosotros que decidimos quedarnos aquí, sin opción a emigrar, ella es la figura del México contemporáneo”.

Algo curioso que pasa mientras se desarrolla la trama de la historia es que los actores comen distintos chiles con el objetivo de que sus interpretaciones se vean cargadas de emociones y sensaciones “que sólo el chile les puede provocar”, asegura Viqueira.

Desvenar es un montaje que ha ido incorporando el contexto social actual a la trama sin modificar su esencia. “(Desvenar) no habla de México de una manera suavecita, no se habla de la política de manera suavecita, sí se transgreden normas nacionalistas. Busca sacudir al espectador”, comenta en entrevista el dramaturgo.

La producción de la puesta en escena está a cargo de la compañía Kreken Teatro, que busca llegar a la frontera de México con Estados Unidos, donde piensan que el público disfrutaría mucho del montaje, ya que apela a sus raíces mexicanas.

Richard Viqueira define su obra como un “mole escénico” condimentado con ingredientes dispares, picosos y contradictorios. Desvenar se presenta desde ayer y hasta el 30 de agosto con funciones jueves y viernes a las 20 horas, sábados a las 19 horas y domingos a las 18 horas en el Foro de las Artes del Cenart, ubicado en Río Churubusco 79, esquina Calzada de Tlalpan, colonia Country Club, cerca de la estación del Metro General Anaya; $150.

Temas Relacionados
Richard Viqueira Cenart
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios