Memorizar para vivir

La pérdida de esta función cerebral representa un riesgo para la integridad y funcionalidad de la persona, afirma neurocientífico de la UNAM

Memorizar lugares, eventos y rostros resulta fundamental en la vida cotidiana. Foto: Archivo
Ciencia y Salud 29/09/2015 00:10 Redacción Actualizada 04:18

Memorizar lugares, eventos y rostros resulta fundamental en la vida cotidiana, por ello, la pérdida de capacidad para discriminar entre estímulos conocidos y nuevos (memoria de reconocimiento) representa un riesgo para la integridad y funcionalidad del individuo, aseguró el doctor Federico Bermúdez- Rattoni, del Instituto de Fisiología Celular de la UNAM,

El investigador, quien durante muchos años se ha dedicado a explorar los mecanismos neuronales de la memoria, refirió que “gracias a la incorporación y utilización de técnicas innovadoras y de vanguardia como es el uso de microdiálisis in vivo, cromatografía de alta presión y últimamente biología molecular y electroforesis capilar, se ha demostrado que los diferentes tipos de memorias de reconocimiento podrían estar regulados por diferentes vías neuronales”.

Se considera que la memoria, desde el punto de vista neural, es un proceso por el cual el cerebro mantiene representaciones estables de estímulos durante un periodo. En función de la duración de la memoria, esta puede ser identificada como de corto y largo plazo.

Hallazgos recientes en el campo de las neurociencias indican que para conservar una memoria a largo plazo, es necesaria la síntesis de nuevas proteínas. Diversos experimentos desarrollados en el cerebro han probado que la inhibición de la síntesis de proteínas, mediante la administración de fármacos, interfiere con la consolidación de la memoria.

Causas de la pérdida

Los trastornos en el funcionamiento de la memoria en humanos, son definidos como síndromes amnésicos, los cuales pueden ser causados por lesiones o enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer.

En ese sentido, recomendó el investigador, los entrenamientos cognitivos intensos como la lectura de libros y la solución de problemas complejos, pueden reducir o retrasar este tipo de padecimientos.

La función de la memoria es una de las habilidades de supervivencia más importantes desarrolladas durante la evolución no solo del ser humano, también de otras especies; recordar datos como la ubicación de su vivienda y los lugares donde encontrar alimentos sanos para las crías, son ejemplos del uso de mapas cognitivos con un alto valor adaptativo.

Si estás interesado en el cerebro y sus funciones, como el razonamiento lógico para la toma de decisiones, acude a la Fiesta de las Ciencias y las Humanidades 2015, los días 16 y 17 de octubre. Consulta las diferentes sedes en dgdc.unam.mx/lafiesta/

 

Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM

Temas Relacionados
memoria cerebro

Comentarios