10 | ABR | 2019
Si tienes diversas tarjetas y es difícil cubrir los pagos, una opción que sugieren expertos es usar una tarjeta de transferencia de deuda, un plástico al que vas a enviar los adeudos que tengas con todas las instituciones bancarias (ARCHIVO EL UNIVERSAL)

Un plástico... ¿Para pagar otras tarjetas de crédito?

14/04/2016
01:35
Mariana F. Maldonado
-A +A
Puedes liquidar tu deuda canalizándola a una tarjeta de transferencia de saldo. Conoce qué tanto puede ayudarte esta opción

Lo recomendable es no tener más de dos tarjetas de crédito, pero tú no te la pensaste dos veces y a lo largo de tu vida financiera, no has hecho más que acumular tarjetas de crédito de uno y otro banco. Por desgracia, los plásticos no son lo único que has acumulado durante este tiempo, sino que no te has dado cuenta ni cómo pero hoy tienes varias deudas con distintos montos, intereses y fechas de pago.

No es consuelo, pero tristemente, muchos están en esta situación y cada vez va en aumento. En México, el promedio de deuda con tarjetas creció 7% en 2015, de acuerdo con datos de la reparadora de crédito Resuelve tu deuda.

Los estados en los que hay más personas endeudados son Ciudad de México y su zona metropolitana, Tabasco, Tamaulipas, Nuevo León y Jalisco.

Además, 35.5% de los mexicanos tiene mal historial crediticio, de acuerdo con la encuesta Hábitos de préstamos inmediatos y personales.

Así, las deudas pueden tener muchos efectos negativos en las personas. 37% de las personas endeudadas aceptaron que sus relaciones de pareja se vieron afectadas, de acuerdo con una encuesta realizada por el Consumer Credit Counselling Service de Reino Unido. Y entre estos efectos también se encuentra la vergüenza, sobre todo si es con personas cercanas. A cuatro de 10 mexicanos la deuda con amigos y familiares les causa mayor incomodidad que incluso deberle al banco, según una encuesta realizada por ComparaGuru.com y Feebbo.

¿Te suena?

Ahora bien, si te identificas con todo esto es porque has estado o permaneces en esta situación. Ante esto, lo que tienes que hacer primero es dejar a un lado los pretextos si es que es tu costumbre ponerlos, reconocer que estás metido en un problema y que, por supuesto, tienes que buscarle solución.

Si tú no estás haciendo cargos a tus tarjetas de crédito, pagas lo más que puedes al mes y al final el saldo junto con los intereses está creciendo con respecto al periodo anterior, es momento de que busques una solución para alcanzar a cubrir tus deudas.

¿Por dónde empezar? El primer consejo que se suele dar es que enlistes en un recuadro cuánto debes, cuál es tu pago mínimo y la tasa de interés de cada deuda. De ahí siguen una serie de pasos como el de identificar cuáles son tus gastos fijos y cuánto dinero tienes al final para pagar estas deudas.

Todo esto lo tienes que hacer si es que quieres liquidar una a una tus tarjetas de crédito. Pero también existe otra opción para que te puedas deshacer de estos compromisos financieros, y es la de una tarjeta de transferencia de deuda. ¿Qué es? Es un plástico al que vas a transferir los adeudos que tengas con todas las instituciones bancarias, lo cual te va a permitir quedarte con una sola tasa de interés. Éstas las ofrecen varios bancos y su tasa de interés puede variar entre 18% y 30%, aproximadamente.

“Una tarjeta de transferencia de deuda puede servir cuando una persona se encuentra en problemas y se da cuenta que tiene deudas de dos o tres tarjetas de crédito que no puede pagar. Cada plástico tiene diferentes cortes y fechas de pago, además de que las tasas de interés son elevadas así que existe este instrumento”, explica Enrique Horcasitas, cofundador y director de ComparaGuru.com

Funcionan así: tú vas al banco, solicitas un plástico con este objetivo —abiertamente las instituciones financieras venden ese producto— y transfieres toda tu deuda ahí. Con ello, los bancos están ganando un cliente —que va a pagar la anualidad de la tarjeta— y tú ganas una tasa más baja para liquidar tus deudas.

Deuda con deuda

¿Has escuchado eso de que pagar deuda con deuda no es tan bueno? “Existe un tabú de que pagar deuda con deuda está mal; sin embargo, es una estrategia válida si es con un crédito de menor tasa”, señala a través de un comunicado, Obed Medina, Gerente de Marketing Digital en Prestadero.

Un buen momento para hacerlo, sostiene el especialista, es cuando no puedes pagar más del mínimo en tu tarjeta de crédito y cuando estás corriente con tus pagos.

Sin embargo, “es una buena opción pero no la mejor”, explica el especialista de ComparaGuru.com, porque en general los plásticos tienen tasas de interés altas, y si bien puedes bajar las tasas, la que los plásticos de transferencia sigue siendo una tasa alta.

“Existen otro tipo de instrumentos que a lo mejor lleva más tiempo gestionar. Un préstamo personal o un préstamo con un colateral, como sobre tu auto, o tu casa, te puede permitir encontrar dinero a una tasa menor para pagar tus deudas”, explica Horcasitas.

Las tarjetas de crédito son tan caras, asegura Horcasitas, entre otras cosas, porque no tienen nada que te respalde.

Otras opciones

La mejor opción, por el bien de tu historial crediticio, es que pagues tus deudas. Se escucha quizá muy obvio, pero no lo es; hay quienes deciden de plano dejar de pagar y empiezan a esconderse de sus deudores. Por supuesto, es el peor escenario.

“Consolidar la deuda en una sola y pagarla, ya sea en un crédito personal o en una tarjeta de crédito es lo mejor. En Buró de Crédito lo ven bien, es muy diferente a un quebranto”, explica Horcasitas.

En algunas ocasiones, es posible renegociar con el banco la cantidad a pagar, pero esto tampoco es tan bueno para tu historial crediticio, porque ahí se reflejará que quedó una cantidad pendiente de pagar.

A esta forma de negociar con los bancos se le llama quita y es una de las últimas opciones a considerar por el deudor.

La quita, explica la Defensa del Deudor —una asociación que ayuda y da asesoría— se da después de una suspensión provisional de pagos y de estar algunos meses en mora legal.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios