“La Fórmula 1 es un laboratorio similar al mundo de los negocios”

La comunicación es clave para que las ideas fluyan, y la educación, base para ser campeón, afirma Lewis Hamilton, piloto de la escudería Mercedes AMG Petronas

Lewis Hamilton, piloto de la escudería Mercedes AMG Petronas (ALEJANDRO ACOSTA. EL UNIVERSAL)
Cartera 27/10/2016 01:37 Sara Cantera Actualizada 07:54

[email protected]

Las similitudes entre un equipo que compite en la Fórmula 1 y el mundo corporativo son más comunes de lo que pudiéramos imaginar: comunicación, trabajo en equipo y una meta común.

En una escudería trabajan alrededor de mil personas entre las que se dedican al desarrollo del vehículo dentro de la fábrica y los que están involucrados en el desempeño del auto en la pista.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Lewis Hamilton, piloto de la escudería Mercedes AMG Petronas, platicó cómo es el trabajo cotidiano entre ingenieros, pilotos, patrocinadores y el fabricante del auto, no sólo para ganar una carrera, sino para encontrar soluciones e innovaciones que posteriormente se aplican en la industria automotriz.

“Es el laboratorio de la industria automotriz. Trabajamos con Pirelli haciendo pruebas para desarrollar tecnología que la compañía después aplica en sus llantas. Con Petronas estamos en el tema de combustible y lubricantes, siempre llevándolos al límite”.

“Y lo mismo con otros patrocinadores, siempre presionándolos y empujándolos al límite para descubrir cosas. Durante la carrera estamos corriendo riesgos todo el tiempo y calculamos el riesgo”, explicó Hamilton.

La aseguradora Allianz opera el auto de seguridad que marca el ritmo de la vuelta de reconocimiento en la pista, cuando hay un accidente ingresa a la carrera para detener los autos y que ninguno pueda rebasar, estudia las salidas donde puede haber accidentes y está involucrada en el desarrollo e innovación de la cuellera, el uniforme y el cinturón de seguridad.

“Hay mucha gente en el equipo son como mil personas, es un equipo muy grande, más de los que ves en la televisión o en el podio. Y la relación es muy cercana, hay mucha comunicación con el fabricante y los diferentes departamentos para mantener a la gente motivada y tener éxito”.

“Lo que cada uno hace de manera individual es un trabajo muy especial y lo tienen que hacer bien, no lo pueden hacer a la mitad, por lo que
trabajamos con mucha sinergia”, agregó Hamilton.

Y al igual que en el mundo de los negocios donde los códigos cambian por una nueva regulación o por el mercado, las reglas dentro de la Fórmula 1 cambian cada temporada, porque hay nuevos lineamientos en cuanto al motor o el acumulador de energía, por ejemplo, por lo que los equipos tienen que ser muy innovadores.

Comunicación

Para Lewis Hamilton, quien empezó a correr autos desde los ocho años en Stevenage, Inglaterra, la comunicación es la pieza clave para que las cosas fluyan fácilmente dentro del equipo.

“La comunicación es crucial, nadie puede no tener claro lo que se está diciendo. Hay cerca de 40 ingenieros que transmiten todo lo que ocurre en la pista al fabricante y al revés. Tenemos un equipo en la planta y otro en la pista. Antes de cada práctica hay una junta y otra después donde todo mundo va con el fabricante expone lo que pasa con el auto”.

“Y si hay algo que no digo, ellos no tienen la retroalimentación correcta de mi parte. La comunicación lo es todo para que todo fluya suavemente y el auto evolucione en la dirección correcta”, detalló Hamilton.

La educación también es un componente básico para que la comunicación entre el piloto y el equipo de carreras sea la adecuada.

“Tienes que trabajar duro en la escuela, la escuela tiene que ser el plan A y correr autos el plan B”.

“Y tomar notas, desde que corría en otras fórmulas apuntaba todo sobre mis experiencias, de cambios en el auto”, dijo Hamilton.

El piloto comentó que cuando era más joven no se daba cuenta de que estaba trabajando con gente que había estudiado en la Universidad de Harvard o Cambridge, “individuos increíblemente listos y si no tienes la capacidad de comunicarte con ellos, de decirles como sientes el carro, porque ellos entienden la mecánica y la tecnología que estás usando, no vas a llegar a ningún lado”.

Por lo tanto, la educación es la base para llegar a ser un campeón.

Lewis Hamilton agregó que cuando no está compitiendo en carreras de la Fórmula 1 aplica sus habilidades comunicativas con la gente de su pequeña empresa donde se esfuerza por entender y manejar las diferentes personalidades de cada uno de sus colaboradores “es una de las cosas más importantes que he aprendido”.

Trabajo en equipo

Hamilton destacó la importancia del trabajo en equipo dentro de la escudería, porque tiene mucho contacto con los ingenieros con quienes se reúne constantemente para analizar cómo se sintió en las pruebas y la carrera.

“Este jueves voy a tener una reunión de tres horas con los ingenieros donde analizaremos lo que experimentamos en el Gran Premio de México el año pasado y cómo lo podemos mejorar este fin de semana.

“Los retos a superar para definir las estrategias y maximizarlas para tener un acercamiento óptimo para la carrera de este domingo”, explicó el piloto inglés.

En lo que a él corresponde, la preparación física tiene mucha importancia, porque tiene que entrenar y hacer ejercicio para mantenerse delgado, con energía, comer bien, dormir lo suficiente y aclimatarse, porque la altura de la Ciudad de México puede afectar el desempeño físico.

El campeón mundial en 2008, 2014 y 2015, destacó que la gente que está a su alrededor también contribuye mucho para minimizar el estrés y mantenerse con una energía positiva.

“Te tienes que asegurar de tener a la gente correcta a tu alrededor”, dijo.

Su asistente personal le ayuda a que sus fines de semana sean poco complicados para que pueda concentrarse en manejar.

“Me encanta manejar así que no me genera mucho estrés (la carrera), pero la competencia, los medios de comunicación, pueden ser difíciles”.

“Las altas y bajas en un fin de semana son un reto constante, hay momentos en los que te tropiezas y es muy difícil levantarse y recuperarse, y no importa cuántas veces te tropieces siempre tienes que levantarte y asegurarte de que eres lo suficientemente fuerte para hacerlo”, asegura Hamilton durante
la charla.

Habilidades

A Hamilton, quién después de haber ganado en cada una de las categorías de karting y obtener el McLaren Mercedes Champions of the Future Series, McLaren Mercedes lo incluyó en su programa de jóvenes pilotos en 1997, cuando tenía apenas 12 años, el talento es básico.

“Como piloto debes tener talento, entender el efecto de profundidad, saber cómo tomar la distancia más corta y la trayectoria más fácil, cuándo dar la vuelta, cuándo frenar, cuándo soltar el freno, cuándo bajar la velocidad”.

“Son cosas que puedes estudiar y analizar con la información que recopilamos todos los días, pero tienes que tener talento”, indicó. Además, tanto el piloto como cada miembro del equipo deben estar sumamente concentrados.

“Es como en la película ‘Sin Límites’ donde dicen que sólo utilizamos 10% de nuestro cerebro y encuentran una droga que hace que tu cerebro funcione 100%. Realmente creo que cuando manejo estoy usando más de 10%
de mi cerebro, no sé cómo pero puedo hacerlo.

“No sé qué porcentaje uso, es increíble, cuando compites contra otro carro cuando ves que uno frena, el otro se mueve, y tienes que reaccionar a eso, es todo instintivo y eso viene de cierta parte del cerebro que tienes que usar en ese momento en particular”, detalló.

Otra habilidad importante como piloto y que puede aplicarse a cualquier ámbito de la vida personal o profesional, es la de recuperarse.

“Una de las lecciones más grandes es seguir adelante. Como a todo mundo, no me gusta perder. Si hay alguien a quien le gusta perder entonces no es un ganador, porque no te puede gustar perder, no hay nada bueno en fallar”.

“Sin embargo, es una parte importante del viaje, cómo fallas, cómo te repones. Ganar es una cosa y generalmente es una de las más fáciles, siempre es bueno estar al frente, pero cómo te recuperas cuando te tropiezas y cómo te hace más fuerte. Superar la adversidad”, indicó.

El primer auto de Lewis Hamilton fue un MINI que le compró su papá cuando tenía 17 años y ni siquiera contaba con licencia de manejo. Su ídolo es el piloto brasileño Ayrton Senna.

Comentarios