Compagina maternidad y trabajo

Si ya decidiste que es momento de volver a trabajar y de combinar la maternidad con ello, te decimos el mejor camino para lograrlo

“Tómate tu tiempo para encontrar qué es lo que más te importa obtener de tu próximo trabajo” (ILUSTRACIÓN: DANIEL RAZO)
Cartera 02/12/2015 03:45 Mariana F. Maldonado Actualizada 04:18
Guardando favorito...

Después de 11 años fuera de la escena laboral por estar al cuidado de sus cuatro hijos, Carol Fishman Cohen, una egresada de la maestría de Negocios de la Escuela de Negocios de Harvard, regresó al ruedo al encontrar trabajo en una firma global de inversiones que maneja millones de dólares. Ella sobrevivió a lo que dice que algunos consideran como un “suicidio de carrera”.

“Sin recursos sobre el tema, y con algunas referencias, tuve que resolverlo todo por mí misma. Entendí la importancia de pensar profundamente en lo que quería para la siguiente etapa de mi carrera”, explica.

El caso fue documentado por la Revista de Negocios de Harvard en un documento que sirve de referencia para entender cómo ser madre y volver con éxito a trabajar. Carol, posteriormente, en compañía de Vivian Steir Rabin, escribió el libro De regreso al camino de carrera, una guía para hacer lo mismo que hizo ella.

¿Qué es lo que ella hizo bien para regresar al mundo laboral de manera tan exitosa? Varias cosas, entre ellas, actualizar sus conocimientos y hacer networking.

“Entendí que mis antiguos compañeros de trabajo todavía me veían como la profesional exitosa que había sido, y no les compartí las dudas que tenía. Aprendí que es posible actualizar mis habilidades que lastimosamente se encontraban fuera de actualidad”, explica.

Pero esto no sólo a ella le funcionó, sino que las claves son comunes para todas las mamás que quieren volver a trabajar después de un tiempo de ausencia, ya sean meses o años fuera de circulación.

María Eugenia Pistacchia, country manager de Von der Heide México, una consultoría de atracción de talento que opera en México, Brasil, Chile y Argentina, también tiene una historia similar qué contar. Ella, igualmente, le puso un peso importante al desarrollo y mantenimiento de sus contactos profesionales y a la actualización.

“Cuando decidí volver de tiempo completo, decidí apostarle a una actualización muy fuerte y que me pusiera arriba en conocimientos y que rápidamente me convirtiera en una persona atractiva laboralmente. Me puse a hacer un diplomado que me contactó con gente que estaba trabajando y que generó en mí un estado de ánimo muy positivo”, asegura.

Ella tiene la particularidad de que su red de contactos pertenecía a varios países en los que había trabajado como Argentina, Chile y Estados Unidos, así que como fruto de haber recontactado a sus antiguos colegas y de la actualización, en tres meses recibió la propuesta de convertirse en la cabeza de Von der Heide en nuestro país.

El regresar a estudiar a ella le motivó y la hizo que todo el tiempo estuviera buscando trabajo. Así, platicando con una de las madres del colegio de sus hijos sobre sus deseos de reincorporarse al mundo laboral, y de la manera más coincidente, logró el contacto. “Era una española del mismo ámbito laboral que yo, que había trabajado en Argentina y que conocía a alguien allá que estaba buscando a alguien en México. Cuando uno está en el ánimo de buscar algo, normalmente lo logra”, cuenta.

 

El inicio

Ahora bien, si tienes ya la idea de querer regresar a trabajar, primero debes preguntarte cuál es el motivo de fondo para ello, recomienda Samantha Parent Walravens, una periodista, escritora y madre de cuatro hijos que se dedica a tratar este tipo de temas al editar y dar pláticas sobre esta materia.

“¿Por qué quiero volver a laborar? Ya sea que hayas dejado de hacerlo por dos o por 10 años, tienes que pensar qué es lo que estarás buscando en tu próximo trabajo”, explica. La especialista asegura que cuando te convertiste en mamá cambiaron tus prioridades y quizá no desees involucrarte en un trabajo estresante, tal como el que tenías antes de tener niños.

“Con la experiencia de tener hijos debajo del cinturón, quizá necesites poner más atención en la flexibilidad y en el balance de vida trabajo que en un sueldo alto. Tómate tu tiempo para encontrar qué es lo que más te importa obtener de tu próximo trabajo”, explica.

Ya que lo tengas claro, podrás dar el siguiente paso, que es el reestablecer o volver a construir tu red de contactos, porque serán ellos los que te ayudarán a conseguir trabajo de nuevo. Carol y Vivian sostienen, como parte de sus siete pasos para relanzar el éxito, que regreses a estar en contacto con tus compañeros de escuela y de trabajo que te piensan de alguna manera “congelada”.

“Habla, entre más conversaciones informales sostengas con estos contactos, mejor te escucharás y te sentirás cada vez más confiada”, sostienen. Después de que tengas este primer contacto, es necesario que te mandes hacer tarjetas de presentación y que construyas tu perfil en Linkedin.

Otra cosa que necesitas hacer y que también te ayudará a encontrar a los contactos que necesitas, es estudiar algún curso de actualización, diplomado o maestría. Ahí podrás tanto mejorar tus habilidades y ponerlas al día, como conocer personas que estén en el ámbito laboral que te interesa, con las que puedas socializar y contarles tus inquietudes profesionales.

En este camino necesitas actualizar tu curriculum, en donde tienes que demostrar que este tiempo por supuesto que ha estado bien aprovechado. “Tienes que encontrar cómo llenar este hueco con las habilidades y experiencia que has adquirido fuera del trabajo. La mayoría de las madres han pasado un buen tiempo en voluntariado, ya sea en la escuela de sus hijos o con su comunidad. Eso es genial porque hace que tu experiencia sea relevante y te hace ver proactiva y con contactos que pueden dar referencias de ti”, sostiene Samantha Parent Walravens.

 

Con ayuda

Lo que tienes que saber es que no vas a poder hacerlo sola. Tienes que comenzar a construir una red que te respalde. Ya sea con amigos, familia, vecinos o que incluso contrates a alguien pero para ser mamá y profesionista de nuevo vas a necesitar apoyo externo.

Es necesario que si estás casada o compartes tu vida con alguien, le cuentes tus planes y busques apoyo en él o ella, porque de esa manera el camino será más suave.

Otro punto que tienes que tomar en cuenta cuando regreses a la escena laboral es que las empresas que se encuentren entre tus opciones tengan políticas de maternidad o de trabajo flexible, porque si es un lugar de políticas rígidas será muy difícil poder compaginarlo con el cuidado de tus niños. “También es necesario tener el apoyo de la cultura de la organización”, explica la especialista. Quizá la empresa impulsa el trabajo en casa durante la mitad de la jornada, por ejemplo. Es necesario que tomes en cuenta este punto antes de aceptar el puesto.

Aunado a esto, es necesario que para que tu posición dure al interior de la empresa lleves una buena relación con tu jefe. Y esto es importante en cualquier caso, pero cobra especial importancia para las mamás que trabajan, porque si ellas logran establecer una relación de confianza con él (o ella) es mucho más seguro que van a poder trabajar y ser madres será mucho más sencillo.

“Si llegas a tener esta comunicación franca, en donde quede claro que tú puedes trabajar a las 12 de la noche pero si se enferma tu hijo necesitas que estar con tu niño en el día puedas hacerlo, es fundamental”, explica Pistacchia.

Si existe algún atisbo de culpabilidad por querer separarte temporalmente de tus niños para buscar la realización profesional, piensa que ellos aprenden del ejemplo y que si te ven feliz y realizada, será la mejor enseñanza.

“Si nos mostramos frente a nuestros hijos como personas felices y satisfechas creo que le vamos a estar transmitiendo el valor fundamental del trabajo y de buscar la realización y de que ésta, para algunas, no sólo está en la maternidad”, asegura la especialista.

Temas Relacionados
Management
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios