Capitalinos mejoraron su ingreso en 10 años

Renta anual se duplica; equivale a 334 mil 66 pesos en 2015; el mayor beneficio fue por la disminución de la población

Archivo / EL UNIVERSAL
Cartera 22/04/2016 01:26 Tláloc Puga Actualizada 12:45
Guardando favorito...

[email protected]

Los habitantes de la Ciudad de México fueron los que más incrementaron su ingreso en el país durante la última década.

La renta anual de los capitalinos se duplicó en ese periodo, al pasar de 179 mil 288 pesos en 2005 a 334 mil 66 pesos en 2015, un repunte nominal de 154 mil 778 pesos, de acuerdo con información del Inegi, la Conapo y pronósticos de Banamex.

Sin embargo, la mejora no se debe al mayor crecimiento económico en la capital ―pues en la última década se expandió por debajo de la tasa promedio nacional―, sino a la disminución de la población.

El ingreso per cápita resulta de dividir el Producto Interno Bruto (PIB) entre la población a mitad de año.

De acuerdo con la Conapo, la cantidad de habitantes en la Ciudad de México ha disminuido durante la última década y fue de 8 millones 855 mil a mediados de 2015, el menor número en 20 años, desde 1995.

La economía de la Ciudad de México, por su parte, ha crecido 2.4% en promedio cada año desde 2005, debajo del ritmo nacional de 2.5%.

En opinión de José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y Crecimiento Económico (IDIC), la capital no dispone de nuevos diferenciales productivos.

“Mientras no se desarrollen nuevos medios productivos, la ciudad mantendrá un nivel de ingreso alto, pero motivado por una menor población y no por mayor crecimiento económico, lo que no se revertirá en los siguientes años”, estimó.

De la Cruz expuso que los estados industrializados son los que logran un desempeño productivo más robusto, tal es el caso de Aguascalientes y Querétaro, debido a que las manufacturas son el sector más dinámico.

Pérdida de motor. Cuando la Ciudad de México se desindustrializó perdió el motor de mayor crecimiento y de generación de riqueza, lo que inhibe su desempeño desde entonces, dijo el investigador.

La desindustrialización en la capital fue más notoria a finales de los años 80 y principios de los 90, derivada de los programas de contaminación que se le adjudicaron a las fábricas, la falta de modernización de los servicios y de un sector industrial que no fuera contaminante.

Posteriormente, en la ciudad no se generaron nuevos motores de crecimiento de alto valor agregado y ahora crece con la inercia de una ciudad, pero no por sectores más dinámicos, explicó el directivo del IDIC.

Opinó que la menor población en la capital obedece a que muchas actividades productivas emigraron, debido a que empresas mudaron sus fábricas a otras entidades, como la química, petroquímica y farmacéutica.

“Cuando en la ciudad se cancelaron oportunidades laborales para ingenieros, técnicos y profesionistas relacionados con la industria, varios de ellos migraron a otras entidades o al extranjero”, dijo.

La producción de la capital descansa en la generación de servicios, que representa 9 de cada 10 pesos que genera su economía, según el Inegi.

De la Cruz consideró que el problema de los servicios que ofrece la ciudad es que son de bajo valor agregado, pues si bien los financieros y médicos han mostrado buen desempeño, ya no van a crecer tanto como lo hicieron en años previos.

Chiapas, en el fondo. Chiapas, donde el crecimiento de la población ha sido una constante en décadas, registra la menor mejora en el ingreso anual por habitante, al aumentar sólo 21 mil 878 pesos en 10 años y ubicarse en 56 mil 924 pesos en 2015, con base en previsiones de Banamex.

El problema de Chiapas es su pobreza extrema, donde casi 80% de su población está en dicha situación, y nunca ha tenido una industria, opinó de la Cruz.

“En México se necesita un modelo que fomente el crecimiento económico, que entienda las diferencias, los rezagos y los potenciales de cada región”, consideró.

Dijo que se necesita industrializar a la zona sur del país y vincularla más con los mercados interno y externo, mientras que en el centro se requiere modernizar la industria y en el norte impulsar mayor contenido nacional en la producción.

“La única forma de acelerar el ingreso de los mexicanos es fomentado las inversiones del sector privado en cada región”, concluyó el experto.

Temas Relacionados
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios