16 | ENE | 2019
2
Foto: Archivo/El Universal

Pérdida de poder adquisitivo aumenta 9.65% en 3 años

18/12/2015
13:26
Miguel Pallares
-A +A
Desde 2013, 102 millones 425 mil mexicanos no pueden comprar la canasta básica, de acuerdo con el Centro de Análisis Multidisciplinario de la UNAM

La pérdida de poder adquisitivo del salario mínimo diario en México acumula una pérdida de 9.65% del 1 de enero de 2013 al 15 de octubre de 2015, indicó un estudio elaborado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La cifra representa una ecuación que tomó en cuenta el valor del salario mínimo, el incremento oficial del salario mínimo nominal, el precio de la Canasta Alimentaria Recomendada (CAR), el porcentaje de la CAR que se puede adquirir con un salario mínimo y el índice del salario real.

“Es indiscutible que no hay mejoras para quien trabaja, para dar cuenta de esta situación, el incremento en el salario mínimo no ha rebasado el 4.2% desde el 1 de enero de 2013. Por ese motivo desde dicho año, 102 millones 425 mil mexicanos no pueden comprar la canasta básica constitucional integral”, dijo el Centro de Análisis Multidisciplinario de la UNAM.

La institución precisó que al primero de julio de 2013 la canasta básica integral establecida en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos tenía un precio diario de mil 40 pesos, equivalente a 16.04 salario mínimo, lo cual dificulta a los ciudadanos adquirir los bienes mínimos para su subsistencia.

“De acuerdo con el reporte de investigación número 110 del CAM, sólo 2 millones 56 mil personas, 1.7% de la población, puede acceder a esta canasta básica”, agregó el organismo.

El CAM también dijo que el reciente incremento de 2.94 pesos al salario mínimo empuja a las familias mexicanas a la miseria. 

Mexicanos necesitan trabajar más

Los trabajadores mexicanos también necesitan trabajar más allá de sus 8 horas diarias para acceder a bienes de consumo básico, explicó el CAM.

“El 1987 se tenían que laborar 4 horas y 3 minutos para poder adquirir una CAR, según el incremento en la pérdida del poder adquisitivo a lo largo de los años, para el 13 de octubre de 2015 se necesitaban 22 horas con 29 minutos, eso significa trabajar 15 horas más después de la jornada laboral de 8 horas”, precisó.

tcm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios