México se encamina a una desaceleración económica

Cartera 28/10/2016 01:33 Armando Puebla Maldonado Actualizada 01:33

Como cada año necesitamos saber cómo estamos y hacia dónde vamos en materia económica. Para tal efecto, es importante saber si nuestro país se encamina hacia una fuerte desaceleración económica. Para ello necesitamos comparar el PIB trimestral del 2016 con respecto al mismo periodo del año anterior y con respecto al trimestre del periodo anterior.

Recordemos que un país presenta una situación de desaceleración cuando hay una disminución lenta y gradual de la tasa de crecimiento económico del PIB de un periodo con respecto a un periodo anterior. Considerando lo anterior veamos lo que nos dicen las cifras sobre el nivel de crecimiento del PIB.

De acuerdo con datos proporcionados por INEGI en su comparación anual el Producto Interno Bruto registró una variación real del 2.8% en el periodo enero-marzo de 2016 con relación a igual trimestre de 2015. Por sectores se desprende que las Actividades Terciarias se elevó 3.7%, el de las Primarias 2.7% y el de las Secundarias lo hizo en 1.9 %.

Por lo que respecta a la comparación del PIB del primer trimestre en relación al último trimestre del 2015, hubo un aumento real de 0.8% durante enero – marzo de 2016. Por sectores, las actividades Primarias se incrementaron en términos reales 3.5%, las Secundarias 1.2% y las Terciarias 0.8% frente al trimestre previo. Esto significa que en los primeros tres meses de este año el dinamismo de la economía mexicana mejoró en términos generales y por sectores a pesar de la difícil situación económica internacional.

Sin embargo, en el segundo trimestre las cosas no mejoraron. Según datos proporcionados por INEGI. el PIB registró una variación real de 1.5% en el segundo trimestre de 2016 con relación a igual lapso de 2015. Por grandes actividades económicas, el PIB de las actividades Primarias se elevó 3.9% y el de las Terciarias 2.4%; mientras que el de las Secundarias cayó menos 0.3 %.

Con respecto al primer trimestre de este año (enero-marzo), hubo una disminución real del PIB de menos 0.2% durante el trimestre abril-junio de 2016 y por sectores las actividades Secundarias se redujeron en términos reales menos 1.5% y las Primarias menos 0.3%; en tanto que las Terciarias avanzaron 0.1% frente al trimestre que le precede.

Con base a la evolución económica reciente, efectivamente, la economía mexicana se encuentra en una etapa de desaceleración económica. De seguir así es probable que la desaceleración se convierta en un estancamiento económico e incluso en una débil recesión económica. Afortunadamente para que este escenario tenga lugar se necesitan por lo menos que pasen tres trimestres consecutivos de bajas tasas de crecimiento económico.

Al respecto la misma SHCP lo confirma, al bajar las estimaciones del PIB para este año al ubicar la tasa de crecimiento del PIB en el rango entre 2.0 y 2.6% menor a las estimaciones previstas, que como ya se mencionó al principio, eran entre 2.6% y 3.6%.

La explicación de la desaceleración de la economía se basa a partir de factores externos e internos. En cuanto al entorno económico internacional uno de los factores que más ha impactado son las desfavorables expectativas del crecimiento del PIB a nivel mundial que lo ubican en junio en 2.4% respecto al 2.9% que se estimó a inicios de este año, según las proyecciones del Banco Mundial. En cuanto a los factores internos está el debilitamiento del mercado interno que se refleja en un deterioro de la tasa de crecimiento del PIB del sector industrial que como se mencionó anteriormente paso de 1.2% a menos 1.5% en lo que va del año. Esto tiene que ver con la debilidad económica de Estados Unidos que afecta directamente al sector industrial mexicano. Asimismo, la recesión que atraviesa el sector minero y el sector manufacturero.

Como comentario final, no está por demás recordar que de acuerdo con el paquete económico para el 2016 se estimó para el país un crecimiento real del Producto Interno bruto (PIB) de entre 2.6% y 3.6 %.anual. Y aunque todavía no termina el año para comparar los resultados con los estimados, sí es posible visualizar que hay una tendencia a la baja del crecimiento económico por lo menos en lo que va del año.

*Académico de la Universidad del Valle
de México.

Temas Relacionados
análisis

Comentarios