Desabasto pone en riesgo a industria petroquímica

Cartera 28/10/2016 01:31 Noé Cruz Serrano Actualizada 01:31

[email protected]

La Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ) denunció el desabasto de materias primas derivadas del crudo y del gas natural por la limitada capacidad de Pemex para suministrarlas y por los niveles de inseguridad en su transporte.

El presidente de la ANIQ, Patricio Gutiérrez Fernández, advirtió que este problema pone en riesgo a la industria y le cuesta en promedio a las empresas 20% de sus ingresos.

Durante el 48 Foro Nacional de la Industria Química, Gutiérrez dijo que la realidad que viven las compañías del ramo se caracteriza por la creciente escasez de los productos que no provee Pemex, en donde para varios de éstos “no puede siquiera cumplir con los volúmenes de proveeduría comprometidos con sus clientes”.

El problema ha generado un importante desabasto para la industria, y para otras actividades que el sector provee.

Gutiérrez admitió que si bien el problema comenzó en 2015, este será el año más difícil para la industria.

Agregó que el problema se agrava por la inseguridad en el país, el cual también provoca desabasto y genera un impacto de entre 5% y 10% del tamaño de la industria.

De acuerdo con Gutiérrez, el valor de la industria petroquímica es de 1.8% del PIB, es decir, alrededor de 338 mil millones de pesos. Significa que el costo de la inseguridad en esa actividad llega a ser de entre 17 mil y hasta 30 mil millones de pesos.

“Se ha llegado a niveles insostenibles poniendo en riesgo no solamente la viabilidad de nuestras operaciones, sino incluso la integridad de nuestro personal”, comentó.

Esta situación, añadió el representante, afecta a las compañías que ofrecen transporte terrestre como el ferroviario, “llegando algunas de ellas incluso a negarnos el servicio”.

Gutiérrez comentó que si Pemex tiene problemas para suministrar materias primas es porque enfrenta una situación “muy delicada” por los recortes presupuestales.

Por ello, consideró necesario “contar con un Pemex fuerte y lograr un periodo de transición —con la reforma energética— que no ponga en riesgo ni la proveeduría de parte de la petrolera a sus clientes, ni la viabilidad de los negocios de las empresas que hemos sido sus clientes”.

Sobre la situación del sector, el dirigente empresarial citó por ejemplo, que la producción de derivados de metano, etano y aromáticos se redujo en 2015, en más de un millón 400 mil toneladas, mientras que en el acumulado enero-agosto de 2016, la disminución llega a un millón de toneladas adicionales.

Temas Relacionados
industria petroquímica

Comentarios