Crece abandono de empleos por estrés y baja paga

A marzo, 121 mil 385 renunciaron por salud: Inegi; sube deserción por altas exigencias o la familia

Cartera 26/07/2016 03:40 Rubén Migueles Actualizada 12:09

[email protected]

El estrés, los bajos salarios y los compromisos familiares fueron los principales motivos que orillaron a miles de trabajadores en México a abandonar sus puestos de trabajo durante los primeros tres meses de este año.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, que levanta el Inegi, el número de personas que renunciaron a su fuente laboral ascendió a 759 mil 732 durante el primer trimestre de 2016.

Se trata de un incremento de 10.2% con respecto a lo registrado durante igual periodo del año pasado y el nivel más alto reportado desde 2009 para un lapso similar.

Los datos del Inegi detallaron que 121 mil 385 trabajadores decidieron abandonar su empleo en el primer trimestre de 2016 debido a que las condiciones laborales se deterioraron o implicaban riesgos personales o hacia su salud.

Este número de personas fue 10% mayor a las reportadas en el periodo enero-marzo de 2015 y también es la cifra más elevada que reconoció dejar el trabajo por esa situación para un primer trimestre desde 2009.

Otra expresión ligada al estrés laboral fue la de aquellos trabajadores que renunciaron a sus puestos debido a que no podían responder a las exigencias del trabajo.

En este segmento se registraron 9 mil 733 casos en el primer trimestre de 2016, que fue 37% mayor que la observada un año atrás.

Entre 30% y 40% de la población que cuenta con empleo sufre de estrés vinculado a su trabajo, dijo recientemente a EL UNIVERSAL Jorge Gutiérrez Siles, director del Programa Nacional de Bienestar Emocional en el Trabajo, de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

El estrés laboral representa un elemento sicosocial que genera problemas, los cuales tienen como consecuencia caer en adicciones como el alcohol, las drogas y el tabaco, así como problemas de mala nutrición, obesidad y sedentarismo, todo lo cual repercute finalmente en los niveles de productividad de los trabajadores, agregó Gutiérrez Siles.

Salarios bajos. Otro de los factores que han incidido en el crecimiento del abandono laboral son los bajos salarios que se pagan en el país.

La encuesta del Inegi reveló que 124 mil 949 trabajadores renunciaron a sus empleos en el primer trimestre del año con el argumento de que querían ganar más o superarse en el mismo.

El número de personas que decidió dejar la posición laboral por esta razón fue 8.9% superior a la de hace un año y la cifra más elevada para un periodo similar desde 2009.

Los bajos salarios han ganado terreno en el mercado laboral y se han constituido en una de las principales razones de la precarización de los empleos en el país.

En el primer trimestre de 2006, el porcentaje de personas que ganaban hasta tres salarios mínimos representaba 58% de la población ocupada. Para el mismo periodo de 2016 la proporción ascendió a 63%.

De acuerdo con la información revelada por el Inegi, hay 32 millones 155 mil personas que obtienen por su empleo desde uno y hasta tres salarios diarios (entre 2 mil 200 y 6 mil 574 pesos mensuales).

Por el contrario, los trabajadores que ganan más de tres y hasta cinco salarios mínimos (entre 6 mil 574 y 11 mil pesos al mes) cada vez son menos en proporción.

print_33758980.jpg

En el primer trimestre de 2006 representaron 11% del total de personas ocupadas en el país. Diez años después sólo 6% de la población se encuentran en ese segmento.

Mujeres, vulnerables. El matrimonio, embarazo y responsabilidades familiares también se han constituido en un importante motivo del abandono del empleo que afecta principalmente a las mujeres.

Durante los primeros tres meses del año, el número de personas que renunciaron a su trabajo por dichas razones registró un incremento anual de 31.4%, para llegar a 137 mil 942 personas, de las cuales un total de 95.6% fueron mujeres.

“En la actualidad los roles de la mujer están cambiando debido a su mayor participación en el mercado laboral, aun con todas las responsabilidades que implica ser madre, esposa y profesionista, con los mismos niveles de competencia que el hombre, lo que genera grandes niveles de estrés hacia la mujer”, comentó Alejandro Mendoza, director de investigación de grupo Human.

Ante las limitaciones para mejorar en lo inmediato los niveles salariales, el especialista en recursos humanos, recomienda que las compañías hagan lo posible por concretar mejoras en las condiciones laborales, en las relaciones con el supervisor, mejorando el clima laboral, la seguridad del empleo, y trabajar más en la motivación humana de los empleados, lo que puede beneficiar en mucho a la productividad y la competitividad de las empresas.

Los fenómenos de la rotación de personal y el estrés laboral son algunos de los problemas más importantes que tienen las empresas mexicanas y cada industria tiene sus particularidades de las motivaciones para enfrentar este problema, concluyó Alejandro Mendoza.

Temas Relacionados
abandono de empleos

Comentarios