Suscríbete

FMI: desaceleración en emergentes puede elevar populismo

La directora del FMI, Chrsitine Lagarde, dijo que la desaceleración de estas economías puede abrir más la puerta al regreso de políticas proteccionistas y populistas, y exacerbar las inequidades sociales

Cartera 04/02/2016 11:23 Notimex Ciudad de México Actualizada 11:43

La desaceleración que experimentan economías emergentes puede abrir más la puerta al regreso de políticas proteccionistas y populistas, y exacerbar las inequidades sociales, advirtió hoy la directora del FMI, Chrsitine Lagarde.

Dijo que dadas las contribuciones de los países emergentes a la economía global, los efectos de esta desaceleración, como una mayor salida de capitales y las caídas en algunas de las principales bolsas de valores del mundo “son motivo de preocupación”.

Estos temores parecen reforzados frente a las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) de que el crecimiento en el ingreso entre habitantes de las economías emergentes se desacelerá en un tercio de lo proyectado inicialmente, colocando esta marcha al mismo nivel que registraran las economías avanzadas.

“Esto significa que millones de pobres están teniendo más dificultades para salir adelante. Y los miembros de las nuevas clases medias creadas, están viendosus expectativas sin cumplirse”, apuntó la directiva en un discurso ante estudiantes de la Universidad de Maryland.

Lagarde apuntó que este escenario no sólo es malo para los mercados emergentes, “pero también para el mundo avanzado que ha venido a depender en los mercados emergentes como destino para inversiones y clientes para sus productos”.

“También conlleva el riesgo de una mayor inequidad, proteccionismo y populismo”, advirtió la directora gerente del FMI.

En enero, en su reporte actualizado sobre las proyecciones de crecimiento de la economía global, el FMI indicó que el panorama de las economías de mercados emergentes y en desarrollo será variado pero en muchos casos plantea retos.

Enumeró entre los desafíos la desaceleración y el re-equilibramiento de la economía china, que se desacelerará a 6.3 por ciento en 2016 y 6.0 en 2017, reflejando un más débil crecimiento de la inversión.

Otros retos son la caída de precios de las materias primas y las tensiones a las que se encuentran sometidas algunas de las principales economías de mercados emergentes, todo lo cual –sostuvo continuarán lastrando las perspectivas de crecimiento en 2016–2017.

Por lo que toca a América Latina y el Caribe, proyectó una contracción de 0.3 por ciento este año, lo que representa una reducción de 1.1 puntos porcentuales respecto de sus proyecciones de octubre pasado.

Lagarde dijo que la importancia de los países emergentes en la economía global queda evidenciada en el 60 por ciento del PIB global que representan y la contribución promedio de 80 por ciento al crecimiento de la misma desde 2008, además de su significativa contribución a reducir la pobreza.

tcm

Comentarios