Espectacular: Volvo le dice adiós al motor convencional

El miércoles 5 de julio la armadora de origen sueco anunció al mundo su apuesta radical: a partir de 2019 todos sus modelos serán 100% eléctricos o híbridos.

Volvo ha decidido acelerar el futuro cero emisiones.
Autopistas 05/07/2017 11:34 PABLO GARCÍA Actualizada 21:08

Hoy Volvo Cars reclama la atención del mundo entero, y con razón. Ha decretado formalmente la muerte de los automóviles impulsados únicamente por motores de combustión interna. Al anunciar que todos y cada uno de los vehículos que lance al mercado en 2019 serán 100% eléctricos o híbridos, muestra un compromiso por la tecnología alternativa (capaz de reducir la huella de carbono) que no tiene comparación con el de ninguna otra gran armadora del mundo.

Para comprender el tamaño y el riesgo de la apuesta, hay que recordar que el negocio en el que ha decidido cifrar su futuro la marca de origen sueco hoy no representa más que el 0.2% del mercado automotriz global. Sí, ese es el porcentaje de autos eléctricos e híbridos enchufables que circulaban en 2016 en el mundo, según cálculos de la Agencia Internacional de Energía (IEA). La proporción al incluir los híbridos no-enchufables aumenta apenas dos puntos porcentuales. En efecto, lo de Volvo es un brindis al sol y una visión de mediano-largo plazo.
207937_volvo_cars_t8_twin_engine_range.jpg
¿Por qué hace esto Volvo? “Esto se trata del cliente”, explicó Hakan Samuelsson, presidente y ejecutivo en jefe de la armadora. “Los automovilistas demandan cada vez más vehículos eléctricos y nosotros debemos responder a esa demanda presente y futura. Si desean un auto eléctrico de Volvo, lo tendrán”.

Y continuó Samuelsson, con elocuencia precisa:  “Este anuncio marca el fin de la era de los motores que solo cuentan con combustión interna. En Volvo Cars declaramos hace tiempo que venderíamos un total de 1 millón de automóviles electrificados para el 2025. Hablábamos en serio. Y lo vamos a hacer de esta forma".
210055_still_from_animation_plug_in_hybrid_twin_engine.jpg
Estas son las líneas generales de la estrategia: Volvo lanzará cinco modelos totalmente eléctricos entre 2019 y 2021, tres de los cuales tendrán ‘branding’ 100% Volvo y los otros dos serán autos eléctricos de alto desempeño desarrollados por Polestar, el desarrollador socio de la marca cuando se trata de autos de alto desempeño.

A los cinco automóviles se les añadirá una gama de híbridos enchufables con motor de gasolina o diésel, e híbridos ‘suaves’ (o no enchufables) en opciones con 48 voltios para todos los modelos. Así luce una de las ofertas de electrificación más amplias desarrolladas por un fabricante automotriz.
205075_the_new_volvo_xc60.jpg
En resumen: todos los autos Volvo en el futuro cercano contarán con un motor con alguna opción eléctrica. Los de combustión interna exclusiva se irán eliminando de forma paulatina. Adiós, emisiones de gases de efecto invernadero.  

El anuncio corporativo quiso dejar claro, también, que esta estrategia verde incluye también los procesos industriales de Volvo Cars. Su objetivo es que todas sus operaciones de fabricación sean carbono-neutrales para el año 2025.

Esta decisión era quizás la consecuencia lógica de otra, anunciada el mes pasado: que Volvo Cars convertiría a Polestar en una nueva compañía totalmente separada que desarrollará automóviles electrificados de alto rendimiento. Thomas Ingenlath, Vicepresidente Senior de Diseño de Volvo Cars, liderará a Polestar como su director general.

Comentarios