17 | AGO | 2019

El reglamento de tránsito adopta la “Visión Cero”

18/09/2015
16:35
-A +A
El estatuto tiene cambios importantes como el uso del sistema de retención infantil obligatorio, que reducirá en un 70% las lesiones.

Los cambios al Reglamento de Tránsito del Distrito Federal y todos los programas que fomentan la cultura vial tienen como objetivo contraatacar el nada honroso séptimo lugar en el que se ubica México entre los países con más muertes por accidentes de tránsito. 
En entrevista con Ángel Martínez, director general de CESVI  México (Centro de Experimentación y Seguridad Vial), nos comenta de diversos temas como cuáles son las principales causas de accidentes,  la “Visión Cero” del nuevo reglamento, que no es nada nuevo, pero que ha funcionado muy bien en otros países,  los programas que ha implementado el gobierno y la importancia de fomentar una cultura vial en el país, entre otros.
De acuerdo a  la Organización Mundial de la Salud (OMS), si no se actúa a  tiempo, en el año 2020 habrá 19 mil 612 mexicanos fallecidos por accidentes viales y según con  el Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (CONAPRA), 40% de los decesos registrados corresponde a ciclistas, motociclistas y peatones.
¿Los cambios al  reglamento  podrán reducir los accidentes de manera significativa?
— Sí, en caso de que se apliquen, de lo contrario serán letra muerta.  El nuevo reglamento tiene como objetivo  impulsar el concepto “Visión Cero”, cero muertes y cero lesiones por accidentes de tránsito. Están considerados  puntos de vista de diversas organizaciones civiles que lo hace un reglamento robusto, pues no está hecho solo por el gobierno,  también con la voz de la ciudadanía y de los empresarios del Distrito Federal. Se debe considerar que el reglamento del DF deja de ser metropolitano, por lo que no aplicaría a municipios conurbados.

¿Coincide en que este estatuto es uno de los mejores en Latinoamérica?

—Como toda ley es perfectible, sin embargo contiene aspectos que han tenido éxito en otras latitudes, de hecho no se está implementando nada que no se haya probado en otros países con  éxito como la “Visión Cero” que originalmente viene de Suecia y en la  que se acepta el error humano como algo inevitable, pero se trabaja fuertemente en la infraestructura y la seguridad de los vehículos, esta visión se adapta a las necesidades propias de la Ciudad de México poniendo como eje rector al peatón; son formas diferentes de atacar la problemática, pero con el mismo fin.

¿Considera  que todavía no hay una cultura del buen conductor en México?
—Cada vez vemos que hay más interés por el fomento de la cultura vial, aunque hasta ahora ha sido insuficiente. El gobierno del Distrito Federal realiza campañas permanentes con diversos parques viales, de la misma forma existen ferias en delegaciones o programas que ayudan al mejoramiento de la conducción.
En Cesvi México colaboramos con  compañías de seguros  que tienen programas de prevención de accidentes trabajando en centros de trabajo, escuelas, ferias como la Expo reparación automotriz y Pacce Automechanika,  entre otras. Brindamos cursos de capacitación de manejo preventivo y trabajamos en campañas a nivel nacional como en Pilotos por la Seguridad Vial. 
¿Cuál es la principal causa de accidentes 
viales en el país?
— Según un estudio realizado por Cesvi México 80% de las causas son por el factor humano, 13% por el entorno y 7% por el vehículo. Hablando específicamente encontramos que el exceso de velocidad es la causa número uno de siniestros, y le siguen no guardar distancia con el auto que va adelante, cambio inadecuado de carril, distracciones al conducir, no ceder el paso, maniobras en reversa, desperfectos en la vía, el sueño, frenos y llantas en mal estado.
¿Han disminuido las cifras de mortalidad? 
— Según datos oficiales,  en 2013  murieron 15 mil 864 personas por accidentes de tránsito en México, teniendo una tasa de 13.4 por cada 100 mil habitantes; solo como ejemplo, en 2012 se tuvo una tasa de 14.6 y hubo 17 mil 102 muertos. 

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios