Reino Unido compró medicamento militar para atletas en 2012

El Ministerio de Deportes de ese país compró DeltaG, una medicina que aumentaba la energía de soldados estadounidenses en el campo de batalla

Reino Unido compró medicamento militar para dárselo a sus atletas en Londres 2012
Foto: AP
Universal Deportes 12/07/2020 14:09 Actualizada 14:09

El Ministerio de Deporte del Reino Unido, UK Sport, compró un medicamento militar en Estados Unidos que aumentaba la energía física y posteriormente se lo dio a casi una centena de deportistas previo y durante los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

La investigación, realizada por el diario Daily on Sunday, reveló que UK Sport compró DeltaG - un medicamento militar usado por las fuerzas armadas estadounidenses que aumentaba la energía de los soldados- y que posteriormente se los dio a 91 atletas de élite entre el 2011 y 2012, este último año en el que se celebró la magna Justa en el Reino Unido.

El reportaje detalla que el Ministerio de Deportes de ese país consultó a la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y a la Junta Antidopaje del Reino Unido para saber si la sustancia que contenía DeltaG (una versión sintética de un ácido corporal natural llamado cetonas) estaba prohibida.

Ambos organismos dijeron que no estaba prohibida, pero les puntualizaron que en un futuro esto podría cambiar.

LEER TAMBIÉN: Liga MX presentará este domingo el calendario del Apertura 2020

El medicamento posteriormente fue desdeñado por algunos deportistas porque les causó efectos secundarios como vómitos. La sustancia, según informa el reportaje, todavía estaba catalogada como "experimental".

Atletismo, hockey sobre césped, natación y ciclismo, fueron algunas de las disciplinas en las que pertenecen los atletas que consumieron esta sustancia.

En esa edición de los Juegos Olímpicos, Reino Unido tuvo una brillante actuación en el medallero, al terminar en el tercer puesto general, gracias a las 29 medallas de oro, 17 de plata y 19 de bronce.

Atletas pertenecientes a las disciplinas antes mencionadas ganaron preseas en esa edición de los Juegos.

 

Para qué los atletas pudieran consumir el medicamento, UK Sport les hizo firmar a los deportistas una carta en el que especificaba que el uso, las consecuencias y si reprobaban exámenes antidopaje, eran responsabilidad de ellos y no del Ministerio de Deporte británico.

Tampoco les permitía hablar públicamente sobre su uso. El periódico inglés señala que los atletas británicos fueron usados como conejillos de indias, porque UK Sport no tenía la certeza si la sustancia podría traerles daños colaterales a los atletas o si podría caer en un futuro en la lista de sustancias prohibidas de la AMA.