Suscríbete

Todo un caos para llegar al estadio Azteca

Universal Deportes 12/01/2019 19:47 Édgar Luna Actualizada 20:56
Guardando favorito...

La situación con la gasolina sería el principal motivo por el que el estadio Azteca presentó una mala entrada

Taxi del Oriente de la Ciudad de México al estadio Azteca son alrededor de 16 kilómetros.

Un auto común, hasta en esa distancia poco más de un litro de gasolina..., alrededor de 2 pesos, alrededor de 1 hora de estar formado para conseguir lo que ahora es el vital líquido.

Es un caos llegar al Azteca, el carril primario en Calzada de Tlalpan se ha perdido. Los autos hacen largas filas para encontrar gasolina, a ellos no les importa el juego, ni enterados están de que habrá uno... Lo importante es tener gasolina para trabajar, para ir a estudiar, para vivir.

Esto hace que el arribo al estadio sea tardado. El metro va lento, el tren ligero atiborrado y en la calle los autos, los camiones hacen que el tiempo se detenga como el tránsito.

Pero todo vale la pena, para algunos, si se llega a ver el juego entre dos grandes del futbol mexicano. No importa si se viene de Metepec, de Jasso, o de la Ciudad de México. "A mí no me afecta el desabasto", dice Agustín, que viene acompañado de su papá y de su hijo, "además vengo en bici...". Sí, interrumpe dos Agustín padre, "esto de la falta de gasolina ayuda a que agarremos la bici, bueno, nosotros que vivimos cerca".

Pero hay quienes viven lejos, desde Metepec, Toluca, viene Osvaldo con su novia, "si está difícil, porque aquí en la ciudad sí hay, pero allá estás en la incertidumbre de a ver si llega la pipa". Aún así, Osvaldo fue previsor, "le eché diez litros en la mañana, y me gasté tres hasta acá, está bien, aunque es duro esto de andar buscando".

Para quien no fue dura la búsqueda fue para Raúl, viene de Jasso, Hidalgo, donde nació Cruz Azul... "No hay desabasto, sólo que la gente compra mucho", refiere.

Su papá, que lo acompaña interviene, "sí hay gasolina, sólo que ustedes (los medios de comunicación dan mala información)", y se va.

Así que todo parece es cuestión de organizarse, como lo hizo José Luis, "yo desde hace días que decidí venir al estadio cuidé mi gasolina, llené uno de los autos y vine sin problema. Hay que ser previsor".

Eso sí, "es triste que por las decisiones de unos pocos paguemos todos. México es rico en recursos naturales, que estemos sufriendo esto es triste, muy triste".

Cómo lo es la entrada al estadio Azteca, ni medio estadio se ha ocupado en un duelo de dos grandes... ¿Porqué, la culpa de la cuesta de enero o de la gasolina?

Guardando favorito...
 
Recomendamos